MORELIA, Mich., 09 de enero de 2019.- Michael Phelps, ganó una medalla más, pero ahora fuera de las piscinas, y es que la Fundación de la Familia Ruderman otorgó al nadador estadounidense el Premio Morton E. Ruderman en Inclusión, esto por su experiencia en asuntos de salud mental y labor que hace ayudando a personas discapacitadas.

El presidente de la fundación, Jay Ruderman, dijo que Michael era un claro ejemplo de la importancia de la autoayuda y la asistencia necesaria, y que esto elimina la vergüenza de haber padecido.

El nadador, ganador de 23 medallas de oro en competiciones olímpicas, confesó que sufrió de pensamientos suicidas y problemas de depresión, por lo que, al retirarse, comunicó que la salud mental era tan importante como la física. Esta entrega del premio es la quinta anual de la fundación.