No existen proyectos para nuevos rellenos sanitarios, en tanto se realizaron trabajos de saneamiento para ampliar el periodo de vida de estos y en diciembre, se tendrá un avance del 90 por ciento

TLAXCALA, Tlax., 21 de abril de 2019.- De siete a 10 años tienen como periodo de vida tienen los cuatro rellenos sanitarios de Tlaxcala, mismos que reciben diariamente de mil a mil 100 toneladas de basura de más de un millón 300 mil habitantes y que estos sitios, se encuentran en un proceso de saneamiento para alargar el tiempo de uso, mismo que se encontraba reducido hasta en dos años.

El titular de la Coordinación General de Ecología (CGE), Efraín Flores Hernández, dio a conocer que desde hace más de un año esta dependencia realiza un proceso de saneamiento de estos rellenos sanitarios, para ampliar su periodo de vida y que para ello se han invertido más de 5 millones de pesos (MDP) en el año 2018, por lo que se espera que en este año sea un monto similar.

Los trabajos de saneamiento en los cuatro rellenos sanitarios ubicados en Huamantla, limites de Calpulalpan-Nanacamilpa, en la comunidad Morelos en Apizaco y Tonzil en Panotla, llevan avances considerables y se espera que en diciembre de este año 2019 se logre un avance del 90 por ciento.

Entre los trabajos realizados dijo, se construyeron casetas de vigilancia e inspección, mismas que están por concluirse, limpieza de las lagunas de lixiviados, movimiento y tapado de los taludes, además de la perforación para la colocación de respiraderos, además del cambio de mallas ciclónicas donde era necesario.

Con estas acciones dijo, ya no hay olores fétidos ni penetrantes en los rellenos sanitarios, ni mucho menos que afecten a las poblaciones vecinas, toda vez que explicó se cumplieron con las disposiciones normativas que se establecen en este tema.

La inversión dio a conocer, fue de más de 5 millones de pesos (MDP) en el año 2018 y que para este 2019 podría ser la misma cantidad, por lo que el presupuesto para estos rellenos quedaría en más de 10 millones de pesos.

“Recibimos unos rellenos sanitarios en condiciones muy complicadas y que el trabajo que estamos haciendo es de saneamiento, de reubicación de basura, de revisión, de colocación de respiraderos de gases”, así como el movimiento de taludes, dijo.

Y agregó, “creo que al final de este año podríamos decir que dispondremos de rellenos sanitarios en términos generales para siete u ocho años todavía, que es la parte que nosotros estamos trabajando para tener garantía de que se va a tener suficiente espacio, se va a tener suficiente tierra y se va a tener las condiciones para poder hacer la disposición final de los residuos sólidos”, explicó.

Ello porque refirió, que en el caso del relleno sanitario de Huamantla las posibilidades de vida alcanzaba a uno o dos años solamente, pero que con estos trabajos es en promedio de ocho a 10 años, promedio que se da a los cuatro rellenos sanitarios del estado.

Finalmente señaló, que en este momento no hay proyectos de nuevos rellenos sanitarios, porque explicó que sociabilizar el tema de un nuevo relleno es muy complejo y complicado, porque las poblaciones aledañas y vecinas tienen alguna manifestación por la contaminación, por el olor, por el calor y el estar conteniendo esta situación crea complicaciones para la Coordinación General de Ecología.