TLAXCALA, Tlax., 29 de julio de 2021.- Alumnos y dirigentes integrados a la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez (FNERRR), expresaron su inconformidad ante el regreso a clases nacional el próximo 30 de agosto, pues aseguran que la población vacunada aún no es suficiente para evitar los riesgos de contagio de la nueva variante Delta del Covid-19 en los diferentes sectores educativos.

En conferencia de prensa, la representante estatal del FNERRR, María Fernanda Vázquez Hernández, en compañía de Gerardo García Morales, presidente del Centro Social Santa Cruz Pocitos de Altzayanca, y Luis Alberto Carmona Flores, morador de la Casa del Estudiante Tlahuicole de Tlaxcala, anunció que más del 70 por ciento de la población mexicana debería estar vacunada para garantizar un regreso a clases seguro para estudiantes; sin embargo, esta es una cifra que aún no logra consolidarse y está lejos de cumplirse antes de finales de agosto.

Vázquez Hernández resaltó que el contagio del virus SARS-CoV-2 ya no sólo es un problema que afecta a personas adultas, sino que ahora también representa un riesgo de salud para niños y jóvenes a partir de su variante Delta, por lo que las escuelas no se encuentran en las condiciones adecuadas para garantizar clases presenciales efectivas ni se cuentan con estudiantes y personal vacunados.

Asimismo, recalcó que esta estrategia es una solución precipitada para la educación en México, pues la infraestructura de los centros educativos ha sufrido vandalizaciones, saqueos y desatenciones que impiden su uso adecuado.

Además, la representante estatal indicó que sólo 56 millones de personas en México han sido vacunadas con la primera dosis, por lo que para garantizar un regreso exitoso se necesitarían 72.5 millones de mexicanos vacunados con dosis completas.

Por ello, integrantes de educación media superior y universitaria de la FNERRR realizarán una nueva manifestación el próximo 5 de agosto a las 10:00 hrs frente a la presidencia municipal de Tlaxcala para protestar en favor de la urgente vacunación a estudiantes y la desacreditación del próximo regreso a clases.

Para finalizar, la representante estatal comentó que no han recibido solución a sus demandas por parte de las autoridades pertinentes, mucho menos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo que las manifestaciones continuarán para garantizar la seguridad de los estudiantes y la obtención de instalaciones con servicios restaurados.