GUADALAJARA, Jal., 21 de julio de 2021.- “He aquí mi secreto. Es muy simple: no se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”. Es una de las frases más famosos del Libro El Principito, un texto que parece sencillo, que la mayoría hemos leído en algún momento de nuestra vida, pero que enfrenta sus misterios y complejidades.

Para el rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva Lomelí, este personaje lo ha marcado de más de una manera y aplica mucha de su sabiduría en decisiones que toma al llevar el destino de la máxima casa de estudios.

En una divertida y personal charla compartió con Quadratín Jalisco lo que han significado tomar decisiones sin precedentes en medio de la pandemia de Covid 19.

¿Cuándo llegó como rector de la UdeG jamás se imaginó este escenario?

No, nunca, recordé en mi informe un pasaje, cuando me presenté al Consejo para pedir la confianza del Consejo para ser rector, uno de los ejes que yo manejé eran tres, y uno era gestión de la incertidumbre, justo hablé de que las universidades necesitamos gestionar la incertidumbre, no debemos tenerle miedo sino que a la incertidumbre hay que abrazarla y hay que gestionarla, porque el mundo que van a vivir nuestros estudiantes es un mundo incierto, hoy el 70 por ciento de nuestros estudiantes no existe el empleo al que se van a dedicar, entonces, qué debe hacer la universidad ante un mundo tan incierto, y decía, la incertidumbre hay que abrazarla, pero nunca me imaginé que después me iban a poner una prueba tan grande de incertidumbre, pero se demostró mi teoría, las universidades en tiempos de incertidumbre somos esas instituciones que transforman esa incertidumbre en certeza, yo creo que la universidad logró transformar el miedo en esperanza, en confianza, y es gracias a instituciones tan sólidas como esta bicentenaria institución, cuando llegan los momentos difíciles qué bueno es contar con una comunidad científica, con una comunidad solidaria, con una comunidad empática, entonces, para mí ha sido un gusto liderear a esta comunidad en estos momentos tan difíciles.

¿Qué ha significado la participación de la UdeG en Jalisco a partir de esta pandemia?

No creo que exista uno similar, al interior de la universidad ha significado mucho orgullo, yo creo que los universitarios tuvimos un reto para volver a mostrar lo mejor de los universitarios, lo he dicho en muchas ocasiones, cuando se pone en riesgo la vida, que es lo que vivimos la humanidad en estos 15 meses, que se puso en riesgo la vida, dentro de los riesgos, dentro de los temores, y ahí es cuando la condición humana sale a relucir y sale lo peor de un ser humano, cuando está en riesgo la vida sale nuestra parte más animal, digamos, pero también sale la más noble, la más sublime, cuando los seres humanos damos muestras de preocuparnos por el otro, de empatía, y yo creo que para esta pandemia los universitarios tuvimos la oportunidad de mostrar nuestra mejor cara, la cara empática, la cara social, la cara de poner la ciencia al servicio de la gente, y yo espero que los jaliscienses hayan visto el gran valor de haber invertido en haber construido una institución que lleva más de 200 años construyéndose, porque sobre todo en los últimos 30 años se ha consolidado, esta universidad hace 30 años tenía menos de 20 investigadores, hoy tiene mil 400, hace 20 años esta universidad sólo tenía campus en Guadalajara, hoy tenemos campus en todo el estado de Jalisco.

Hoy Jalisco está muy diferenciado su manejo de pandemia y al final, esta diferencia, estamos hablando de vidas humanas, o sea, el buen manejo de la pandemia no es una estadística, son vidas que se salvaron gracias a estas decisiones.

Ricardo Villanueva

Para que veamos los importante de esto, mientras Jalisco tenía capacidad para hacer 100 pruebas PCR por día, un poco menos, la universidad terminó haciendo mil pruebas por día, o sea, la universidad tenía muchísimos más equipos PCR en tiempo real de nuestros investigadores, que durante las últimas décadas nuestros investigadores, gracias a su trabajo, habían bajado recursos para todos estos equipos, es que Jalisco pudo reaccionar rápido en tener un sistema como el Radar para hacer pruebas como lo decía la Organización Mundial de la Salud, ahorita lo que hay que hacer es pruebas, pruebas y más pruebas, pero los estados, Jalisco un estado tan grande tenía capacidad para sólo 100 pruebas PCR tiempo real, pues es la capacidad que tienen los estados en el país, la biología molecular no había avanzado tanto como en la universidad ya había avanzado, entonces la universidad tenía capacidad de hacer 10 veces más pruebas que el propio Estado, entonces, esa es una inversión que todos los jaliscienses han hecho de tener una universidad así, y qué importante, porque cuando se necesitó, nosotros teníamos dos opciones, o irnos a dar clases, que no era un reto menor, 310 mil jóvenes, irnos a la virtualidad de un día para otro, cuando esta universidad está diseñada en su mayoría para la presencialidad, es un reto, que con eso teníamos como suficiente reto, o hacer eso, irnos en línea, y poner todas las capacidades de la universidad al servicio del estado para hacerlo, yo creo que decidimos por lo segundo y fue muy importante, yo reconozco que el gobernador desde el primer día dedicó horas y horas a escuchar a los investigadores, a escuchar la voz de la ciencia, y eso también ayudó mucho a la toma de decisiones, porque tomar decisiones en estos momentos con cuestiones mágico religiosas, pues ya vemos lo que sucede, yo creo que la ciencia que conocemos a lo mejor no es infalible, la propia ciencia va avanzando, pero sí es mucho mejor el rigor, el método que la ciencia aporta en momentos difíciles, creo que se demostró la importancia de hacerlo así, y hoy Jalisco está muy diferenciado su manejo de pandemia y al final, esta diferencia, estamos hablando de vidas humanas, o sea, el buen manejo de la pandemia no es una estadística, son vidas que se salvaron gracias a estas decisiones, entonces, eso es lo que ha significado, para nosotros, el rol de la Universidad en esta pandemia.

La diferencia en las cifras de Radar en el diagnóstico de casos es de más de 100 mil a estas alturas, ¿verdad?

Sí, necesitaría actualizar los datos, hace rato que no lo hago, pero es muchísima la diferencia, la Universidad de California acaba de hacer un estudio de muchos países y justo en México habla de un mal manejo de la pandemia, es muy crítico este estudio en cómo México manejó la pandemia, nos evalúan entre los peores países sobre cómo se manejó la pandemia, pero este estudio resalta que Jalisco no, hace un diferencial la Universidad de California y dice México mal, pero Jalisco sí fue un estado ejemplar en el manejo de la pandemia, entonces, la universidades de Estados Unidos en sus estudios diferencian el manejo de la pandemia en Jalisco con el resto del país, y yo creo que también debemos estar muy orgullosos porque esto no se hubiera logrado sin el buen comportamiento de los jaliscienses, también hay que reconocer que el éxito de esta estrategia fue el aislamiento tan riguroso que sí pagaron todos los jaliscienses, sí hubo un esfuerzo social, psicológico, económico de todos los habitantes, porque no ha sido fácil, a todos nos ha costado trabajo el manejo de esta pandemia.

Incluso la Sala Situacional de la UdeG llegó a ser controversial porque hizo señalamientos que obligaron al gobierno a cambiar decisiones 

Lo que intentamos siempre, y yo como rector fue ser muy fiel a los que los investigadores  nos decían, no entrar al juego de la política ni de la economía, sí entendíamos que hay que cuidar las unidades económicas, que era una prioridad, pero siempre entendimos que lo primero es la salud, y en eso yo creo que nunca vacilamos en decir lo que científicamente los datos arrojaban, y eso claro, hubo momentos tensos en la relación en la Mesa de Salud de la posición de la universidad con la visión de funcionarios del gobierno del estado, pero qué fue lo valioso, que supimos tener diferencias, la Universidad siempre dijo sí o no conforme a los datos objetivos que la ciencia nos daba, pero si no estábamos de acuerdo entendíamos que al final el estado y el gobernador es el jefe del estado y tenía que tomar la decisión, y al siguiente día estábamos sentados otra vez viendo el tema que sigue, nosotros siempre dijimos, no estamos de acuerdo, no es lo correcto esto, pero nosotros no tomábamos la decisión, y muchos pensaban por momentos que eso ya iba a romper la relación, y yo lo que nunca me iba a permitir es levantarme de la mesa, porque no estábamos ahí por una relación entre el gobernador y el rector, son instituciones las que representamos, y yo creo que el éxito también, y reconozco que el gobernador también siempre estuvo a la altura de decir, ok, ustedes no están de acuerdo, pero está decisión la tomo yo, y la voy a tomar, y seguimos platicando. 

Lo que intentamos siempre, y yo como rector fue ser muy fiel a los que los investigadores  nos decían, no entrar al juego de la política ni de la economía, sí entendíamos que hay que cuidar las unidades económicas, que era una prioridad, pero siempre entendimos que lo primero es la salud


Ricardo Villanueva

Entonces, nunca nos levantamos de la mesa, es hora que nos acabamos de reunir la semana pasada y ya nos estamos preparando para todo lo que se tenga que hacer con esta tercera ola en el mundo, yo digo que en Jalisco es la segunda apenas, nosotros no tuvimos una segunda ola, y ya nos estamos preparando para estas nuevas variantes que está teniendo la Delta y la Delta plus, que es mucho más agresiva, mucho más contagiosa y seguimos trabajando con Casa Jalisco por todos los jaliscienses.

Primero fue Radar, la aplicación de las pruebas, un conteo más certero, ahora el papel de la UdeG en la aplicación de vacunas, también ha sido un esquema muy distinto a lo que hemos visto en otros lados.

Sí, yo creo que como que hubo un corte, toda la primera parte que era la prevención desde las pruebas que creo que logramos hacer muchas más pruebas que todo el país, el Centro de Aislamiento Voluntario que el Club de la Universidad lo transformamos en un Centro de Aislamiento para quien no podía ir a su casa a aislarse y que también era un drama, imagina saber que estás infectado y tenerte que ir a tu casa con el riesgo de contagiar a tus familiares, debe ser horrible, por eso pusimos el club a disposición para quien quisiera aislarse, pero después vino el reto de la vacuna, efectivamente como que en el mundo se abrió la esperanza que es la vacuna, y estábamos viendo que había modelos muy exitosos de un esquema de vacunación eficiente, cómodo, que diera más certeza, y a veces empezamos a ver que en México estaba siendo un poco caótico, filas, sol, y más con nuestros adultos mayores, con el sector más vulnerable, el que menos tiempo lo puedes exponer a una insolación, a estar parado, entonces lo que hicimos fue un benchmarking de cuáles son los mejores prácticas que se estaban llevando en el mundo para vacunar con eficiencia, y lo pusimos en práctica, primero fue el CU Tonalá, que fue el primer Drive Thru en el país, ya había en otros países, se estaba aplicando vacunas en auto, hicimos un pilotaje con el gobierno del estado, sobre todo para que el gobierno federal viera que se podía aplicar de manera diferente y con éxito, creo que fue exitoso en el CU Tonalá, tanto que se replicó después y después el esquema de citas, también fue otra petición que el gobernador empezó a hacer, que la Universidad estábamos diciendo que no había necesidad, que con un buen esquema de citas, no había necesidad de que la gente estuviera desde las seis de la mañana o una noche antes formado, simplemente, si había vacunas suficientes para ese sector no hay necesidad de que nadie haga fila, simplemente decires tú vente a las 12 y tú vente mañana, pero como que no había la confianza de que hubiera la suficiente vacuna, eso provocó que hubiera más gente formada una noche antes, entonces yo creo que la Universidad ayudó a partir de que vacunamos a nuestra comunidad, a nuestros profesores, que lo hicimos con ese esquema de citas, que el gobierno del estado lo hizo en el Auditorio Benito Juárez igual con citas, creo que le logramos demostrar a la federación que sí se podía hacer una vacunación con citas muy ordenada, y a partir de la vacunación de los profesores que se hizo a través de esa modalidad, ya no hemos vuelto a ver esas notas de los tumultos y de la gente, claro que hemos intentado aportar no sólo la ciencia, sino hasta el orden de cómo vacunar, eso son simplemente cuestiones logísticas que pueden ayudar mucho, entonces, yo creo que Jalisco también en el tema de vacunación ha hecho la organización con mucha más dignidad que en otros lado que hemos visto.

Ahora que el gobierno de Jalisco propone una vacunación diferenciada por sectores y actividades, ¿también la UdeG participaría en esa estrategia?

Totalmente, ese esquema fue justo lo que platicamos en la última reunión en Casa Jalisco, y los acuerdos de esa reunión de la mesa de salud eran esos que Jalisco tenían y que el gobernador tenía una cita con el presidente días después, y lo que el gobernador se llevó es convencer al presidente de que ahora tenemos que vacunar con criterios epidemiológicos y focalizado, o sea, seguir vacunando, digamos, ahora a los de 30 años en todo el estado, cuando tenemos un brote en Puerto Vallarta, es prioridad vacunar a los de 18, es decir, a todos los de Puerto Vallarta para evitar que si sabes que tienes un puerto, que tienes una movilidad internacional en ese puerto que te está generando un foco de infección, pues yo creo que lo correcto es mejor inmunizar a esa población y después seguir con los demás, o sea, está muy focalizado en dónde empezó esta tercer ola, en la costa sur de Jalisco, en Puerto Vallarta, en lugares turísticos, cuando empiezan los brotes es muy fácil identificar por dónde está entrando esta nueva cepa, y lo que planteamos fue eso, no irnos sólo por el criterio de edad, e ir bajando, al revés, nosotros hasta hemos propuesto que ahora empecemos de 18 hacia arriba, porque también estamos viendo que los que más están contagiando a los demás son los jóvenes, y que el mayor número de contagios se está dando en los espacios recreativos, entonces, si los criterios no son tan unilaterales, en decir por edad nada más y todos igual, no, yo creo que ya es momento que ataquemos la pandemia con tiros de precisión, pero esa flexibilidad no la tenemos en Jalisco, son decisiones que toma el gobierno federal, entonces, el gobernador ha estado avanzando en convencer  a la federación que ya nos permitan vacunar con los criterios epidemiológicos de la realidad que está viviendo Jalisco, y creo que se va a lograr, y eso es una de las claves para evitar esta tercer ola.

¿La UdeG está lista para regresar a las clases presenciales en agosto?

Estamos listos para regresar pero no estamos seguros de que podamos regresar, lo debo decir con claridad, hace tres semanas yo estaba seguro, hoy no, tendremos que valorar cómo se comporta la pandemia, debo reconocer que ha estado más difícil esta parte del regreso a la presencialidad que la migración a la virtualidad, o sea, fue mucho más fácil irnos a la virtualidad todos que este regreso híbrido, nos está implicando muchos más retos, esta modalidad es parte presencial, parte virtual, está siendo un reto mayúsculo para la Universidad, pero ahí vamos, ya regresamos, el último semestre se pudo evaluar con cierta presencialidad nos fue bien, creo que se demostró que no hubo contagios en las escuelas, no tuvimos ningún brote en ningún plantel, eso se identificaría muy fácilmente, pero sí está resultando todo un reto, el plan era regresar todos los grupos con las medidas que ya hemos tomado, o sea, grupos reducidos, no más de 20 alumnos, ahorita regresamos sólo las clases de laboratorio, la idea era regresar ya todos, pero yo ya pondría en duda el regreso, yo creo que la universidad ha sido muy responsable, muy prudente, y lo que pediríamos es agilizar la vacunación a los segmentos de nuestros estudiantes para poder ya garantizar el regreso a la educación, creo que todas las instituciones educativas hemos sido los que más hemos sacrificado nuestra actividades sustantivas para permitir por ejemplo que se abriera la economía, eso siempre lo dije, creo que las escuelas pudimos hacer el esfuerzo de mantenernos aislados para que efectivamente la economía no se frenara, pero ya son 15 meses, yo creo que ya hoy la educación se debe de poner en un primer plano y digamos, si una estrategia puede ser que ya vacunemos de 18 hacia arriba, o ya empezar a valorar los de 12, que ya hay vacunas aprobadas para mayores de 12 años, ya empezar a hacerlo, porque el costo que como sociedad vamos a pagar del aislamiento de nuestros niños, hoy no es un costo que veamos tan rápido, pero sí es un costo social, entonces, yo sí pongo en duda el regreso al 10 de agosto, es algo que vamos a anunciar la primer semana, yo estaba seguro que sí, hoy no, tenemos que evaluar cómo se comporta la pandemia las siguientes semanas.

La Universidad de Guadalajara ha intentado cobijar a su comunidad y a sus estudiantes, pero ¿cuál es el mensaje del rector para estos miles de chicos que ya tienen afectaciones emocionales por la emergencia sanitaria?

Lo cierto es que nos estamos preparando para tener capacidades de atención psicológica, eso ya llevamos cerca de un año, preparando un proyecto que vamos a lanzar en el regreso a clases, para estar muy cercanos a los estudiantes, vamos a reforzar el programa de tutorías, vamos a sacar una convocatoria para que todos los planteles tengan orientadores educativos, vamos a reforzar esas capacidades para el regreso porque reconocemos que no ha sido fácil para los estudiantes.

Yo lo primero que le diría a los estudiantes es que tengamos paciencia, va vamos a regresar, o sea, ya estamos más cerca de ese regreso, pero también hay pendientes en los que nos pueden ayudar los estudiantes, yo quiero convocar a todos los estudiantes de la Universidad a que nos ayuden a convencer a todos los mayores de 40 años que ya han tenido oportunidad de vacunarse, que nos ayuden a convencerlos, que se vacunen ellos es la posibilidad también de que ellos regresen a clases.

A mí me preocupó muchísimo que los mayores de 60 años, casi el 80 por ciento se vacunó en Jalisco, pero cuando bajamos al rango de 50-60, sólo el 50 por ciento de la población se vacunó, una tercera ola, con lo agresivo que viene, si nos agarra con mucha población de riesgo sin inmunizar, eso sí nos va a colapsar los hospitales, lo que hay que entender es que esta variante Delta es cuatro veces más agresiva, no en el daño al organismo sino en el nivel de contagio, mientras que la primer variante que venía de Wuhan era 2.5, o sea, cada persona contagiaba a 2.5 personas, esta contagia a ocho, o sea, cada persona contagia a ocho, es mucho más agresiva. Si ya estuvieran vacunados todos los sectores que a hoy ya tuvieron derecho a vacunarse, en verdad yo no me preocuparía tanto, porque habría muchísimos casos de coronavirus, pero no habría hospitales llenos, o sea, serían casos en los sectores de la población que no son de alto riesgo, pero cuando sólo el 50 por ciento de los mayores de 50 años se vacunó, ese 50 por ciento que no se vacunó sí es el sector que a mí más me preocupa y que sí nos puede colapsar hospitales que sí puede generar muchos fallecimientos.

A mí me preocupó muchísimo que los mayores de 60 años, casi el 80 por ciento se vacunó en Jalisco, pero cuando bajamos al rango de 50-60, sólo el 50 por ciento de la población se vacunó, una tercera ola, con lo agresivo que viene, si nos agarra con mucha población de riesgo sin inmunizar


Ricardo Villanueva

Entonces, ¿a qué voy?, yo espero que pronto se vacunen nuestros estudiantes para que ya todos podamos regresar con esa tranquilidad, pero por lo pronto, que los estudiantes nos ayuden a convencer a sus papás, a sus tíos, a sus abuelos, que se vacunen, ha habido muchos mitos alrededor de la vacuna que hoy se está mostrando que son falsos, cuando sale una noticia de que alguien fallece que estaba vacunado parece como que no sirve la vacuna, no, el 99.5 por ciento de los casos que hoy tenemos de Covid no estaba vacunado, o sea, para que veamos la proporción, ¿funciona la vacuna?, ¡claro que funciona!, o sea, sólo el .5 por ciento de los casos positivos hoy en Jalisco tenían la vacuna, y eso puede ser una falla de que a lo mejor un frasco no se manejó bien, que la vacuna no se aplicó bien, puede haber mil variantes de por qué una persona ya vacunada se contagia, pero estamos hablando de .5 por ciento, entonces, para mí es muy importante decirle a la población que hay que vacunarse, hay que perderle el miedo a la vacuna, sí está funcionando, el 99.5 por ciento de los infectados no tenían la vacuna, quiere decir que la gente vacunada no se está enfermando, y eso, que nos ayuden todos nuestros estudiantes a difundirlo.

Por último, rector, sabemos que usted es un gran lector, cuando el año pasado se canceló la Feria Internacional del Libro, ¿no hubo una parte de su corazón que se le rompió?

Totalmente, a mí me ha tocado vivir la FIL desde prestador de servicio social hasta ver cómo me colaba a los eventos, hasta la primer FIL que sí me tocó como rector, entonces claro que de las cosas que más me han dolido en mi administración como rector es que de las seis FIL que iba a vivir, pues ya presencialmente serán cinco si todo sale bien, me dolió muchísimo que la FIL no pudiera ser, es un encuentro que yo creo que todos esperamos, pero ya estamos en proceso de recuperar y también decir lo positivo, la FIL llegó a muchísima gente, creo que también la FIL va a duplicar su capacidad si a partir de hoy va a ser presencial y virtual, vimos que la virtualidad también funcionó muy bien, todos tuvimos acceso a muchas conferencias que a lo mejor el auditorio Juan Rulfo, yo creo que cuando mucho tiene capacidad de 600 personas, hubo conferencias en las que había 12 mil personas, ni el Auditorio Telmex nos permitiría tener esa capacidad, entonces, también hubo cosas positivas de la virtualidad de la FIL.

¿Pero el poder ir y comprar el libro que se anhela?

Bueno, yo no he podido migrar al libro digital, por ejemplo, y lo he intentado, todavía la textural el momento, es como un vino en la mesa, como un vino de mesa siempre da otra textura, yo creo que el libro físico es irremplazable, creo que hasta hoy, por más que ha avanzado la industria del libro digital, sigue creciendo la industria del libro, eso habla de que necesitamos la presencialidad, de que necesitamos ese contacto y yo creo que todos extrañamos a la FIL así.

Y ya que hablamos de libros, nos estaba presumiendo su colección de El Principito, sabíamos de su gusto por leer, pero no de este personaje para el rector de la Universidad.

Es un libro que, yo soy profesor, una de las cosas que más valoro es la didáctica, porque creo que no por ser buen abogado me hace buen profesor, o no por ser buen médico te hace buen profesor, yo creo que la docencia es en sí una profesión, entonces la didáctica la veo mucho y cuando temas filosóficos tan profundos se pueden convertir en un libro para niños, que no es para niños, es para todos, pero que hasta un niño lo puede entender, eso tiene un valor didáctico que yo veo en El Principito incalculable, es un libro que te habla de la condición humana que te habla de lo que cada uno se puede ver reflejado en cada personaje, en cada parte de uno, entonces, a mí me parece una genialidad, libros como Rebelión en la Granja, El Principito, libros que terminan siendo muy didácticos, que ves cuestiones profundas de filosofía, en un lenguaje en un cuento para niños, me parece una genialidad, entonces, a mí El Principito como profesor me parece una genialidad didáctica.

Y la anécdota es que en varios semestres, mi clase es Teoría Social, y por alguna razón terminamos leyendo El Principito en dos semestres, y eso funcionó bien, cerramos el ciclo muy bonito con el Principito, porque yo creo que Antoine en este libro sí da una receta social, mientras muchos sociólogos han rodeado una solución social, hay otros como Marx que sí han dado una propuesta concreta, otros han bordeado la solución, y El Principito dice claramente, si todos nos hiciéramos responsables de lo que hemos domesticado, de las personas con las que hemos creado lazos, esa es la lección que los seres humanos no hemos aprendido, a hacernos responsables de lo que hemos domesticado, para mi es una receta sociológica, o sea, la importancia que tiene para cada ser humano la relación humana, es lo más importante, si nos hiciéramos responsables de la gente con la que establecemos lazos, este mundo sería diferente, entonces, en sociología hay algo que me ha servido, y todos esos estudiantes de esas generaciones como que les gustó mucho, como que eso nos unió, esa reflexión, esa bohemia que hicimos en la última clase, porque El Principito nos dejó como marcados, y me empezaron a regalar libros, profesor, vine de Oaxaca y le hice un Principito, tengo muchos detalles allí que me han ido regalando los estudiantes sobre todo, entonces, ya me hice coleccionista, creo que lo tengo en más de 50 idiomas, pero ahorita El Principito ya se convirtió en el símbolo de mi relación con los estudiantes, como que es un libro que nos unió, entonces, ya me volví coleccionista.

¿Cuántos libros tiene de El Principito?

Debo tener yo creo que unos 300 a lo mejor, en diferentes idiomas, yo creo que en más de 50 idiomas, algunas ediciones especiales que me han ido regalando, tengo la primera edición mexicana del 75, y cada cuando viajo, me voy a librerías a buscar ediciones de El Principito, tengo una por ejemplo, muchos no van a saber ni qué les estoy mostrando, esta es en alemán, pero cualquier menor de 30 años no va a saber qué es esto, un audiolibro, un Principito en un casete, este lo encontré con mi hija, mi hija fue a un intercambio en Alemania, estudió en el Colegio Alemán, y cuando lo encontramos dije, mira un audiolibro, y ella no sabía que era esto, ¿y eso qué es papá?, ahí me di cuenta de los viejo que estoy, cuando mi hija no sabía lo que era un casete, entonces, ahora cuando viajo ya se me ha hecho una afición también buscar libros de El Principito, y esa es la historia, me he vuelto fan.

¿Y aparte de los libros, otra pasión que tenga el rector de la Universidad de Guadalajara?

La música me encanta, no soy coleccionista, porque ya existe Spotify, ya no necesito, antes sí de joven compré discos y eso, pero realmente como personal, la música, no puedo vivir sin música.

¿Y qué le gusta escuchar?

Bueno, aunque mi gusto debería de ser de los noventas, me gusta la música de los ochentas, soy ochentero, en español y en inglés, pero más inglés, debo reconocer que mis grupos favoritos fueron en épocas The Cure, Depeche Mode, Pink Floyd, y de ahí mucha música electrónica, The Pet Shop Boys, Morrisey, New Order, sobre todo en inglés, pero también me gusta la música de los ochentas en español.

¿Entonces tenemos un rector rockero?

Sí, la verdad sí, yo no sé si alguna vez habían escuchado a The Cure aquí en esta oficina, pero aquí se escucha seguido, a veces cuando entran no saben si entrar bailando o caminando, pero ya le bajo, cuando hay visitas sí le bajo.

¿Dónde se ve Ricardo Villanueva en 10 años?

Yo me veo dando clases, sin duda, quiero ser profesor, mi papá me heredó, el día que falleció mi papá tenía clase agendada en la tarde, entonces así me veo, quiero seguir siendo profesor, y la parte administrativa, si sigue habiendo alguna oportunidad donde yo pueda aportar en esta universidad con todo gusto lo haría, pero si no me veo como profesor, en realidad, soy más profesor que rector, si acaso, lo que he hecho como rector es tratar de explicar lo que los investigadores hacen y creo que eso me ha salido más o menos bien, pero mi vocación es ser profesor, entonces me veo como profesor.

¿Y sus alumnos lo quieren, le temen?

No, yo creo que me quieren, igual eso lo dirán ellos, ahorita que pongan en las redes si hay algún alumno, yo les tengo mucho cariño, mis alumnos se vuelven parte muy importante de mi vida y sigo manteniendo comunicación con los que puedo, soy estricto, pero creo que soy divertido, en la clase juego al abogado del Diablo, a veces me arriesgo mucho porque me gusta tocar temas tabús, y despertarles los debates, me gusta hacerlos pelear entre ellos, siempre encuentro al socialista, al capitalista, al conservador y al liberal, entonces, voy detectándolos y hago que se peleen, pero creo tener una muy buena relación con mis alumnos, pero ellos pueden decirte. De este modo, con la promesa de poder asistir a una de esas clases que brinda el rector universitario donde El Principito es invitado de honor y el reto es el debate, quedamos ansiosos de conocer esa faceta de Ricardo Villanueva Lomelí.