Centros de Capacitación fijos, itinerantes, capacitación domiciliaria y con apoyo virtual, son las modalidades establecidas para la instrucción a las y los futuros funcionarios de MDC

TLAXCALA, Tlax, 7 de marzo del 2021.- Un total de 35 Centros de Capacitación Electoral (CCE) fijos y nueve itinerantes del Instituto Nacional Electoral (INE) en Tlaxcala, operan, desde el pasado 12 de febrero y hasta el 5 de junio, en los tres distritos electorales federales de la entidad, cuyas cabeceras son Apizaco, Tlaxcala y Zacatelco, acercando los servicios de entrenamiento sobre las actividades que desarrollarán las y los ciudadanos que aceptaron participar como funcionarios de Mesa Directiva de Casilla durante la jornada electoral de 6 de junio próximo.

El Distrito 01, con sede en Apizaco, han sido instalados 19 CCE en los municipios de Altzayanca, Emiliano Zapata, Cuapiaxtla, Xaloztoc, Tetla de la Solidaridad, Atlangatepec, Cuaxomulco, Tzompantepec, Lázaro Cárdenas, Tocatlán, El Carmen Tequexquitla, Tlaxco, Zitlaltepec de Trinidad Sánchez Santos, Huamantla, Ixtenco, San José Teacalco, Santa Cruz Tlaxcala, Terrenate, así como en la cabecera distrital.

En el Distrito 02, con cabecera en la capital del estado, operan 15 CCE en los municipios de Tenancingo, La Magdalena Tlaltelulco, Papalotla de Xicohténcatl, Mazatecochco de José María Morelos, Acuamanala de Miguel Hidalgo, Santa Isabel Xiloxoxtla, Teolocholco, Tepeyanco, San Pablo del Monte, Chiautempan, Contla de Juan Cuamatzi, Apetatitlán de Antonio Carvajal, San Francisco Tetlanohcan y dos en el municipio de Tlaxcala.

En tanto que, en el Distrito 03, sede en Zacatelco, fueron abiertos 10 CCE en los municipios de Sanctórum de Lázaro Cárdenas, San Juan Huactzinco, Amaxac de Guerrero, Santa Catarina Ayometla, Xaltocan, Santa Cruz Quilehtla, San Damián Texoloc, Santa Ana Nopalucan y dos en el propio municipio de Zacatelco.

Los criterios considerados para la instalación y selección de los CCE fueron las características y condiciones de ubicación de los espacios en lugares estratégicos con amplia concentración ciudadana, de fácil acceso (peatonal, trasporte público y/o vías de comunicación); de infraestructura, buscando que cuenten con las condiciones necesarias de seguridad e higiene para los asistentes.

Al mismo tiempo, los espacios que fueron designados cuentan con las dimensiones necesarias para impartir la capacitación electoral; en el caso de las que son aulas, cuentan con el tamaño adecuado para la afluencia de los asistentes al curso.

Asimismo, se privilegió contar con mobiliario adecuado para la impartición de la capacitación, tomando en cuenta las necesidades de las personas adultas; buena iluminación natural y/o artificial y espacios ventilados; se procuró que los sitios en los que se realiza la capacitación cuenten con condiciones de accesibilidad para personas con discapacidad (espacios amplios para que una persona con discapacidad se desplace con facilidad y sin barreras u obstáculos).

Eso sí, se tuvo cuidado de no seleccionar instalaciones vinculadas a actividades partidistas, sindicatos, de culto religioso, fábricas, cantinas, centros de vicio o similares, escuelas de preescolar y centros de cuidado infantil, derivado de la incomodidad que el mobiliario representa para las personas asistentes a los cursos.

Además, debido a las características de diversidad y heterogeneidad de las y los participantes, por sus diferencias de edad, nivel de escolaridad, actividades que desarrollan, lugar donde viven, así como por la forma en que aprenden, el INE diseñó diversas modalidades de capacitación, que serán reforzadas por la vía virtual como un esquema complementario de los conocimientos adquiridos a lo largo del proceso de capacitación.

Con la debida observancia de los protocolos de sanidad establecidos por las autoridades de salud y del propio Instituto, la capacitación se ha realizado en los esquemas de visita en domicilio del o la ciudadana y en espacio alterno, que es concertado por la o el CAE o designado por la o el ciudadano sorteado para ser utilizado de manera temporal como lugar de capacitación (centro de trabajo, plaza pública, kiosco, salón ejidal, etc.).

Amén de las medidas de sana distancia para evitar al máximo el contacto y con ello el riesgo del contagio, se planteó que las actividades con las y los ciudadanos que decidan ir a los CCE se realicen de forma escalonada, con medidas de entrada, permanencia y salida; evitar aglomeraciones y la posibilidad de exposición de las personas al virus SARS-CoV-2.