MORELIA, Mich., 8 de octubre de 2019.- Las placas vehiculares serían permanente y solo procedería su reposición por robo, extravió o deterioro de acuerdo a su vida útil; o bien por cambio de propietario, si éste último no desea conservar las placas del anterior propietario, de prosperar la propuesta presentada por la diputada Laura Granados.

La legisladora de Morena planteo una reforma al artículo 48 de la Ley de Tránsito y Movilidad para que el canje de placas general únicamente sea por motivos de seguridad o por cambios en las especificaciones técnicas estipuladas en la norma oficial mexicana.

En tal caso el canje de placas será gratuito para aquellos propietarios de automotores que han cumplido en tiempo y forma con el pago de derechos por los trámites vehiculares, se indica en la iniciativa de ley presentada ante el pleno de la 74 Legislatura.

En su exposición de motivos Granados señala que el reemplacamiento vehicular es un claro abuso de poder por parte de los gobiernos de los estados con la única finalidad de recabar dinero sin ningún propósito de provecho que sea utilizado de manera efectiva en obras para la ciudadanía lo que genera inconformidad de la ciudadanía que promueve amparos ante tal abuso.

Reconoció la legisladora que si bien es cierto que el emplacamiento, constituye una medida de seguridad para todos los mexicanos con la finalidad de crear una base de datos de todos los vehículos que circulan en el país, también lo es que no existe el fundamento para determinar el reemplacamiento o la vigencia de las placas.

El argumento relacionado con la periodicidad del canje de placas es un acuerdo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, publicado en el Diario Oficial de la Federación en fecha 25 de septiembre del año 2000, en el que se estableció una periodicidad de tres años, pero era temporal y con el propósito de actualizar y enlazar los sistemas informáticos de los bancos de datos de los registros y autorizaciones vehiculares del autotransporte federal con cada uno de los padrones vehiculares de las diferentes entidades federativas.

Además, señaló que el cobro por reemplacamiento sólo sirve para que de manera discrecional los Ejecutivos de los estados eroguen esos ingresos que no tienen un destino claro y, casualmente, esto se hace siempre en medio de campañas electorales ya sean federales o locales.