CANCÚN, QRoo, 15 de octubre de 2021.- Un nuevo atentado suicida cometido durante las oraciones de este viernes 15 de octubre en una mezquita de la minoría chií en Afganistán causó al menos 40 muertos y 75 heridos, pero podrían ser más, en lo que parece un nuevo ataque del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que en una acción similar en otro templo hace una semana dejó 80 fallecidos.

También se repitieron una vez más las imágenes de la tragedia, con numerosos cuerpos ensangrentados esparcidos en la parte central de la mezquita, algunos de ellos con miembros amputados, mientras se escuchan gritos y algunos fieles tratan de socorrer a los heridos.

El atentado tuvo lugar a primera hora de la tarde en la mezquita Imam-Bargah, el mayor templo de la minoría chií en la ciudad meridional de Kandahar, donde cientos de fieles se congregaban por las oraciones del viernes, aseguraron residentes de la zona.

En el ataque participaron tres terroristas suicidas con explosivos, uno de ellos abrió fuego y murió en el tiroteo con los guardias de seguridad, los otros dos entraron en la mezquita y se inmolaron en el pasillo y en la zona de rezos.

Con información de EFE