CIUDAD DE MÉXICO, 28 de noviembre de 2019.- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó que iniciará las acciones legales necesarias con la finalidad de procurar justicia y proteger a víctimas indirectas, tras el feminicidio de Abril N. ocurrido el pasado lunes en la alcaldía Coyoacán.

Dichas acciones, destacó, contemplan una queja ante el Consejo de la Judicatura con relación a la actuación de dos jueces de control y un magistrado, así como dar vista a la Fiscalía de Servidores Públicos para iniciar una investigación al respecto.

En enero de 2019, la víctima presentó una denuncia ante el Ministerio Público de la PGJ contra su esposo, por golpearla con un bate en la cabeza, por lo que se inició una carpeta de investigación, la cual se judicializó para formular imputación al probable responsable de la comisión del delito de feminicidio, en grado de tentativa.

Derivado de ello, un juez de control dictó auto de vinculación a proceso en contra de Juan N. y le fijó prisión preventiva oficiosa hasta que el pasado 8 de noviembre, un magistrado ordenó llevar a cabo la revisión de las medidas cautelares y, el mismo juzgador, determinó reclasificar el delito como violencia familiar y lesiones, mientras que otro juez ordenó la libertad del imputado.

Por lo anterior, el Ministerio Público apeló la resolución al argumentar que la vida de la víctima estaba en riesgo, sin embargo, el juzgador solamente concedió la prohibición de acercarse a la víctima y a su menor hijo, así como de no salir del país.

En este momento, la PGJ lleva a cabo, a través de la Fiscalía de Homicidios, la investigación correspondiente para ubicar y detener al o los probables responsables de estos hechos.