CIUDAD DE MÉXICO, 30 de noviembre de 2019.- Luego de que el Tribunal Superior de Justicia suspendió a los jueces Federico Moso González y Luis Alejandro Díaz Antonio por reclasificar el delito de feminicidio en grado de tentativa del caso Abril Pérez, Karen Quiroga, integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del PRD, sostuvo que es urgente que el Consejo de la Judicatura resuelva sobre la actuación de los jueces suspendidos.

Añadió que si dicha investigación arroja indicios de que hubo violaciones al debido proceso de alguna otra autoridad como el Ministerio Público o el actuar de los elementos policíacos se tendrá que investigar a fondo.

Llamó al Congreso de la Ciudad para dictaminar en un período extraordinario de sesiones la iniciativa de reformas al Código Penal, en el que se tipifica el feminicidio en grado de tentativa para evitar que casos como el de Abril de sigan repitiendo en la capital del país.

«Las mujeres en la Ciudad necesitamos que se endurezcan las leyes para castigar a quienes intenten quitarle la vida a cualquiera por motivos de género y que el tema no quede a criterio del Ministerio Público o el juez como sucede actualmente», agregó.

En entrevista, Quiroga Anguiano explicó que al tipificar el feminicidio en grado de tentativa se contará con un mecanismo de prevenir la muerte, cuando hay focos rojos y un aumento de violencia por parte del esposo, pareja, hijos, padres o círculo cercano de una mujer.

«Necesitamos que el criterio del MP cuando se abre la carpeta de investigación sea con perspectiva de género y cuando un juez de control haga la reclasificación del delito sea con el ánimo de proteger la vida de mujeres víctimas de violencia», indicó.

Recordó que, en noviembre del año pasado, el PRD, a través de la diputada local Gabriela Quiroga, presentó una iniciativa de reformas al Código Penal, por considerar de vital importancia que se deben modificar aspectos de tipo penal de feminicidio.

Además de la implementación de acciones paralelas para lograr la disminución y eventual erradicación de este delito de género, obligando a que los órganos de procuración e impartición de justicia protejan a las mujeres desde el momento en que son presuntamente violentadas con saña, ventaja, e intencionalidad propias de la violencia de género para que no solamente sean tratadas como simples víctimas de lesiones o violencia familiar.

Comentó que la iniciativa, que se trabajó en coordinación con la dirigencia nacional responde a las formas de violencia que hoy existen, en ese sentido, recordó que la reforma considera cambios al artículo 71 Ter y adicionar el artículo 148 Ter del Código Penal para poder sancionar esta conducta sin dar pie a interpretaciones.

El artículo 148 Ter propone a la letra lo siguiente “Se considerará feminicidio en grado de tentativa, cuando el sujeto activo empleándose de los medios y/o razones previstas en el artículo inmediato anterior ejercite acciones encaminadas a causar la muerte de una mujer, aun sí por causas ajenas a este no se llega a la consumación del delito poniendo en peligro el bien jurídico tutelado”.

Dijo que visualizar de manera explícita en el Código Penal el feminicidio en grado de tentativa permite que las victimas sepan que la intención de matar es punible. Por ello exigió se legisle a la brevedad una iniciativa que tiene un año en la congeladora legislativa.

«Señoras y señores legisladores, la vida de Abril se perdió, pero aún pueden hacer mucho por decenas de mujeres que diariamente están en peligro de perder la vida y sus carpetas de investigación están mal clasificadas, es momento de ser congruentes y demostrar su respaldo a las mujeres”, concluyó.