TLAXCALA, Tlax., 17 de noviembre de 2021.- Luego de que el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) convocara a la reunión para detallar las irregularidades encontradas por la actual administración, que van de graves a muy graves, fue citado el martes 16 del presente para una reunión formal convocada por el Órgano garante de la Fiscalización en el Estado para la conclusión del proceso de entrega-recepción de la presidencia municipal de Chiautempan.


Sin embargo, al final de la reunión el ex funcionario mencionó a un reportero de un medio de comunicación que su presencia en el edificio «se debía a una reunión de amigos» y para “ver que hacen y cómo están las cosas”, enfatizó.


El ex alcalde omitió la verdadera razón del por qué se encontraba en las instalaciones de la presidencia municipal y mencionar que estaba ahí en respuesta a un oficio que le hiciera llegar el OFS, donde se le notificó días previos que se presentara para responder sobre diversas anomalías encontradas durante su administración.


A la reunión asistieron las comisiones de la pasada administración y la actual, y estuvo apegada a la ley y conforme a derecho, por lo que mínimo se hubiera expresado con ética y demostrar respeto a los ciudadanos.


El posicionamiento de la actual administración es que no atienden las indagaciones realizadas, en ningún momento tuvo la menor atención a las observaciones, y se fue sin responder a ninguno de los cuestionamientos.

Una vez concluidos los trabajos el OFS informó que los procedimientos y demandas corresponderán a la actual administración, puntualizando que, no es una persecución política sino una obligación del manejo de recursos públicos.