Los migrantes sólo están de paso y se encuentran en Tlaxcala por hambre y necesidad de trabajo, buscan llegar a otro lado para poder dedicarse a algo y ganar dinero.

TLAXCALA, Tlax,. 15 de junio de 2019.- La malla que colocó el alcalde de Apizaco, Julio César Hernández Mejía contra los migrantes, “es como la idea de Trump de quedarse del otro lado, eso es antihumano”, sostuvo el titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Víctor Manuel Cid del Prado Pineda, al cuestionar las acciones del munícipe tras violentar las garantías a la gente que se encuentra de paso por Tlaxcala, porque tiene hambre y están en búsqueda de un trabajo.

Sobre esta medida antihumana dijo, buscó ser frenada desde fechas atrás por el padre Elías Dávila Espinosa de la Casa del Migrante en Apizaco, pero el alcalde se negó rotundamente a entender.

Al parecer ahora, sólo justifica que se trata de la exigencia de los vecinos pero refiere un rechazo y desprecio contra gente que sólo se encuentra de paso en búsqueda del llamado Sueño Americano.

“Los migrantes sólo tienen hambre y necesidad de trabajo, por eso cruzan México”, dijo al agregar, “imagínate vivir con esa sensación casi toda tu vida, desde que naciste, imagínate estar en un espacio donde la medicina simplemente no se da, un dolor de muelas es con lo que vives todos los días porque no tiene para ir con el dentista”.

Esa situación, que de alguna forma es incomprendida por el alcalde Julio César Hernández Mejía pareciera que llevó a aplicar su política de muros contra los migrantes.

El ombudsperson sólo refirió, que ellos atraviesan el estado con heridas en el pie, con fracturas, sin embargo y a pesar de necesitar reposo y atención médica no se detienen, sólo descansan por horas para seguir el paso de sus caravanas.

“Yo creo que tenemos que ponernos un tantito en el lugar de ellos, tienen un complejo muy feo y lo único que están pidiendo es no me critiques”, acotó.

Sin embargo agregó, “yo creo que hemos perdido tiempo pensando mal de los demás, por su facha, por su forma de ser, por su forma de vestir o por lo bien o mal vestidos que estén y esa pérdida de tiempo la podemos aprovechar ayudando y generando condiciones para que quienes no tienen oportunidades tengan acceso a ello”, mención que deberían tomar en consideración las autoridades, sobre todo de Apizaco.

Esta malla que fue colocada por el munícipe y que Quadratín Tlaxcala dio a conocer con anterioridad, refirió sobre la medida de quien lleva la rectoría de la presidencia municipal de Apizaco y unos vecinos, que por incomodidad de encontrar cerca de personas decidieron poner una barrera contra ellos.

Del Prado Pineda expresó al respecto, “pero también debo de entender que no se van a ir, debe quedar claro no se van a ir porque están de paso, pero es un flujo constante”, dijo.

Además cuestionó al alcalde de Apizaco, “es totalmente antihumano, no lo quiero comparar, pero el sentido de la idea es lo mismo, comparar una malla ciclónica con un muro (de Trump), el sentido de la idea es que se queden del otro lado”, puntualizó.