TLAXCALA, Tlax., 10 de febrero de 2019. Pese a los resultados negativos obtenidos el primero de julio, la pérdida de simpatizantes, la inminente fuga de figuras políticas y la medida desesperada de “Voy al PRI”, los dirigentes del partido tricolor reafirmaron que no tendrán la necesidad de cambiar la filosofía del partido, ya que aseguran tener la confianza suficiente de que para ellos, las cosas mejorarán.

Roberto Lima Morales, Dirigente Estatal del PRI, afirmó que no se dará “borrón y cuenta nueva”, pues explicó que los resultados y errores del pasado traerán consigo la fortaleza y convicción en los nuevos simpatizantes para hacer frente a los gobiernos que pongan en riesgo a la soberanía del país: “estamos convencidos de que el pasado fortalece y los trabajos que emprendimos una vez terminadas la elecciones pasadas, permitirán a los simpatizantes recuperar la confianza y la credibilidad de los ideales…no hay borrón y cuenta nueva, a nosotros no se nos olvidan las cosas”, apuntó.

Así mismo, Lima Morales reconoció que hubo simpatizantes que traicionaron al partido a cambio del recibimiento de apoyo para votar por candidatos que no eran del PRI, sin embargo, comentó que se hará lo posible por atraer, nuevamente, a esas personas a las filas del tricolor: “para fortalecernos hay que llamar a la conciliación nacional, hoy tenemos la oportunidad de reapuntalar para volver a estar en la mente de los votantes”, expresó.

Por último, el dirigente estatal utilizó como bandera política al gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador y a la fuerza mayoritaria que preside en los congresos estatales, para concientizar a los simpatizantes en consolidarse, en estos seis años, como una verdadera oposición sin caer en la agresión política: “tenemos que ser una oposición exigente” puntualizó.