La Basílica de Ocotlán y la parroquia de San José, en la capital del estado, así como el templo de San Francisco en Tepeyanco, fueron los inmuebles históricos que sufrieron más daños en el sismo del 17 de septiembre de 2017.

TLAXCALA, Tlax., 13 de marzo de 2019.- Hasta el año 2020 se planea la apertura de la parroquia de San José en la capital de Tlaxcala, sostuvo el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), José Vicente de la Rosa Herrera, al señalar que de los 134 templos dañados en el sismo del 19 de septiembre de 2017, se ha dado la restauración y apertura de 86, lo que representa un avance del 64.18 por ciento e estos inmuebles históricos.

De estos templos afectados, la Basílica de Ocotlán y la parroquia de San José en la capital del estado, así como el templo de San Francisco en el municipio de Tepeyanco, fueron los inmuebles que sufrieron daños graves en su infraestructura y que ante ello, continúan en intervención.
Tanto San José como el ex convento de San Francisco siguen cerrados al público y actividades religiosas, de ahí que su reparación llevara un año y medio más, por el tiempo de trabajo que representa, mientras que la Basílica de Ocotlán el tiempo será menor, toda vez que para esta se trata de intervenciones en mampostería y fachada, por lo que las actividades ahí no han sido detenidas.

Por ello explicó, que la intervención que se hace en estos tres inmuebles se encuentra enfocada a volver ser utilizados por la feligresía, por lo que las obras que se realizan con mayor detalle y por tanto requieren mayor tiempo.

Hasta el momento informó, que se tienen rehabilitados más de 80 templos, además de piezas de arte sacro como esculturas y pinturas, que también resultaron deñados por los movimientos telúricos, de ahí que aseguró falta por restaurar el 15 por ciento de todos los objetos dañados.
En cuanto a la aplicación de recursos dijo, que se han utilizado 42 millones de pesos (MDP) en trabajos de reparación de los templos católicos, mientras que explicó se cuenta con el presupuesto necesario para concluir el resto de templos dañados.

Finalmente, comentó que la parroquia de San José y el templo de San Francisco este último en Tepeyanco, se reiniciaron los trabajos a partir del mes de abril.