TLAXCALA, Tlax., 25 de octubre de 2019.- El botón de pánico Boni, el cual fue presentado el pasado 20 de febrero por el Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SEPASEV) e instalado en septiembre en Tlaxcala, no ha registrado ninguna alerta, esto debido a que su funcionamiento aún corresponde al periodo de prueba que debe acreditar su eficacia.

Angélica Zarate Flores, directora del Instituto Estatal de la Mujer (IEM), explicó que dicha estrategia de seguridad que alerta a las autoridades de posibles hechos de violencia de género que ocurren en tiempo real, no se ha puesto al servicio de los tlaxcaltecas, pues será hasta el mes de enero del 2020, que se esté concluyendo con el periodo de prueba.

Por último, fue precisa al señalar que las pruebas que se le están realizando a este botón de pánico implementado por el Programa de Formación en Gobierno Abierto y Desarrollo Sostenible de la Naciones Unidas (ONU), consisten en verificar la conectividad para evaluar la eficacia y la capacidad de respuesta ante las contingencias con el Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Computo de las fuerzas de seguridad estatal.