TLAXCALA, Tlax., 21 de julio de 2019.- la noche de este sábado, se presentó Siddhartha una de las bandas más importantes en la escena del Indie Rock, en Galerías Tlaxcala y patrocinado por la plataforma digital Pronto, como una iniciativa de no violencia y búsqueda de validación como una empresa de servicios de taxi confiable y moderna.

Lia, mejor conocida como “Lee Vibes” una cantautora Tlaxcalteca acompañada por Renato Pacheco, cantautor de origen Chiapaneco, pero que el pueblo tlaxcalteca ha adoptado con mucho cariño, fueron los encargados en abrir este concierto, con una intervención corta pero emotivita, dejaron listo el escenario para Niza Buenrostro un proyecto de Indie Pop originario de Guadalajara Jalisco.

Niza logro cautivar al público con su música energética y espiritual, que hizo vibrar el estacionamiento de este centro comercial para darle paso al artista de la noche, Siddhartha.

Presentando algunos temas de su álbum más reciente “Memoria Futura” además de temas ya clásicos, como “A la Distancia”, “Bacalar”, “Extraños” y por su puesto “Ser Parte”, cautivando al público por poco más de una hora y cuarenta minutos, dejando el escenario, tan solo por algunos instantes, pues ante el grito de “¡OTRA, OTRA, OTRA!”, regresó para complacer al público por algunos minutos más.

Pero lo que se destaca es la pésima logística de los organizadores, cuyo sistema de acceso al evento, produjo una fila de más de 3 horas y espera para algunos de hasta 6 horas para poder oír a la primer banda, dicho evento difundido principalmente de forma digital, indicaba una hora de inicio de 7:00 pm, mismo que se recorrió hasta 9:00 pm aproximadamente para dejar subir a la primera banda, no sin antes reproducir el video promocional del evento y sus organizadores.

Aunque es de entender que la ora de acceso y la de inicio en este tipo de eventos suelen sufrir retraso, hubo quienes llegaron a hacer fila desde las 4.30 aproximadamente, por lo que esperaron no solo para ingresar al área del concierto, sino que esperaron más para que este iniciara.

Pese a esto el público se comportó a la altura y recibió y aplaudió a los artistas que abrieron el espectáculo, demostrando no solo educación y hospitalidad, sino el ánimo de disfrutar este concierto sin importar la pésima organización del mismo que obligó a una espera prolongada.