TLAXCALA, Tlax., 7 de septiembre de 2019.- Ante el manejo excesivo de las tecnologías, especialmente de los celulares inteligentes por las nuevas generaciones, el reto de los titiriteros en este 34 aniversario del Festival Internacional del Títere (FIT), será el ir de la cibernética al sentido humano, así lo declaró Alejandro Jara Villaseñor, fundador del FIT y pionero de la rehabilitación mediante la elaboración de títeres en Tlaxcala.

Asimismo, recalcó la importancia del ser humano en el mundo de los títeres, pues es quien les da vida mediante las manos, por lo que dijo “el títere lo tenemos en la palma de la mano y es por la mano que hablará el títere y su espíritu también”.

Abundó que el deber del titiritero, es acercarse a una sociedad carencial, primordialmente de afecto, por lo que, desde hace 30 años, en Tlaxcala, comenzó a trabajar las terapias para pacientes con problemas psicológicos a través de la elaboración de títeres, para que, con esta actividad, los personas pudieran verse retribuidas emotivamente por sus familiares, además de darles una actividad ocupacional a quienes, en algún momento de su vida, pudieron quedar en abandono.

“Tenemos que vencer el ego e ir a una sociedad carencial…creemos que con los títeres podemos darles una herramienta, no sólo de terapia ocupacional sino también de expresión”.

Dijo que esta actividad lleva ejercida en México desde hace 30 años, en Venezuela, 25 años en la Clínica psiquiátrica de Maracay y actualmente en la Ciudad de México, tratando a pacientes con esquizofrenia.

Apuntó que, como pionero de uno de los festivales más importantes incluso a nivel internacional, es una total satisfacción el crecimiento del interés por el mundo titiritero, pues a principio de los años 80`s en que, en Tlaxcala, solo se conocía el grupo Tiripitipis, hoy en día se existen cerca de 19 compañías de títeres, lo que dijo, habla de una gran cultura, que hace que la entidad tlaxcalateca sea importante en el desarrollo de este ámbito artístico.