TLAXCALA, Tlax., 23 de octubre de 2019.-En rueda de prensa que sirvió para desahogar los sentimientos encontrados de los representantes de Acción Nacional en Tlaxcala hacía el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la diputada federal, Adriana Dávila Fernández, declaró que es necesario que en la mesa de diálogo que se tiene programada para el día de hoy con presidentes municipales y representantes de la Secretaría de Gobernación, se acuerde un aumento de 6 mil millones de pesos para el subsidio de Fortalecimiento del desempeño en materia de Seguridad Pública (FORTASEG).

Señaló que es de vital importancia que el número de demarcaciones beneficiadas se aumente con este subsidio, con la finalidad de que los municipios no tengan que pagar con recursos propios el accionar de la Guardia Nacional.

De acuerdo con la diputada, dicha exigencia es derivada de los acontecimientos que se suscitaron el pasado jueves 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa: “la acción de darle libertad a un supuesto criminal, hijo de un narcotraficante, desata mayores riegos para los municipios”, apuntó.

Insistió que lo ocurrido en Sinaloa, es un mal ejemplo que el gobierno mandó para los criminales, pues asegura que ahora las células delictivas tendrán mayor presión en los municipios: “ahora tendrán que afrontar en sus demarcaciones, en sus territorios, una delincuencia cada vez más feroz que se sentirá con el derecho y la libertad de actuar en consecuencia”, expresó.