TLAXCALA, Tlax., 8 de octubre de 2019.- Luego del respaldo que recibió la diputada Adriana Dávila Fernández por parte de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN) en la cámara de Diputados, ante lo dicho por el diputado Gerardo Fernández Noroña en su visita al estado de Tlaxcala, en donde haciendo alusión a su persona, refirió que la legisladora no ha realizado un correcto trabajo para eliminar el delito de la trata de personas, el diputado petista reconoció que no tiene ningún problema con la legisladora, por lo que reiteró su respeto hacia con ella.

En rueda de prensa y luego de un intercambio de posturas y sentimientos entre la bancada panista y el diputado petista, ambos legisladores aparecieron juntos frente a la prensa asegurando que la problemática de la Trata de personas es un problema “gravísimo” que no debe dejar de ser atendido por el actual gobierno federal.

Fernández Noroña, aceptó que cometió un error al declarar en Tlaxcala lo siguiente:

“Me comentan que hay una Diputada que fue Senadora y que está involucrada en ese tema y que es más bocona que la chingada, no sé si sea cierto o no, pero en Tlaxcala siguen los problemas y son elementos para ponerle una chinga la próxima vez que habrá la boca”

Cabe destacar que no es la primera vez que Dávila Fernández es señalada por supuestamente tener amistades con personas dedicadas a este delito, pues desde la publicación en la página de Facebook «Tlaxcala contra la trata», en un artículo titulado «Adriana Dávila y la trata de personas: amiga de presuntos delincuentes y enemiga de activistas», dichas referencias han sido usadas en su contra, lo que ha llevado a la diputada a temer por su integridad y física y la de su familia.