Pese a que en el corredor de San Cosme Xalostoc se tienen problemas graves de contaminación, la dependencia federal no realiza revisiones de cuidado al ambiente denuncia

TLAXCALA, Tlax., 15 de abril de 2019.- Con el argumento de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) no cierra empresas, la dependencia federal ha evitado revisar a empresas en el corredor industrial de San Cosme Xalostoc, reclamó el diputado, Víctor Castro López, quien destacó que ese municipio tiene problemas graves de insuficiencia renal.

Cuestionado si ya ha solicitado a la Procuraduría la revisión de las factorías en esa zona, el legislador indicó que ya hicieron la petición, sin embargo no ha habido respuesta, por ello aseguró que ese municipio recibe la contaminación en sus mantos freáticos que desechan las empresas como Idesa y Atlax lo que ha afectado a la ciudadanía.

En este sentido dijo que ha hablado con el mandatario estatal, sin embargo le solicitó esperar a los resultados de los estudios que se realizarán para conocer las causas del problema en la entidad, no obstante Castro López aseguró ya no habrá estudios, pues ya saben cuáles son las causas que están ocasionando el problema.

Amagó con llegar hasta las últimas consecuencias en contra de las empresas que están contaminando en la entidad porque están afectando seriamente la salud de la población; indicó que las empresas deben actuar en el cuidado a la ecología, por ello aseguró estarán actuando en consecuencia, y no pagar el trabajo que dan con enfermos renales.

El legislador del Partido de la estrella recordó que en estudios hechos en las aguas de los pozos se han percatado que están contaminados y los presidentes municipales tienen la necesidad de meter plantas potabilizadoras.

En el caso de Tzompantepec, puso como ejemplo tras ser alcalde de esa jurisdicción, que tuvo problemas renales en fraccionamientos, por ello hizo estudios de las aguas en los pozos y descubrieron que tenían metales pesados, debido a ello instaló plantas potabilizadoras de agua para eliminar los elementos dañinos.

De igual manera lamentó que los campesinos que tienen terrenos cerca de la planta Siderúrgica del Norte (Sidenor) o como es tradicionalmente conocida, Atlax (Aceros y Metales Internacionales), ya no producen sus cosechas, por lo que la empresa ha adquirido terrenos en las zonas cercanas a la factoría.