Reclaman que los padres de familia han comenzado a retirar a los niños de las estancias por no poder pagar la cuota, toda vez que se ha retirado el subsidio.

Directivas y responsables de estancias infantiles buscaron acercamiento con el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, ante la incertidumbre que viven por la falta de subsidio del gobierno federal, lo que señalaron ha llevado a que los padres de familia comiencen a retirar a sus hijos de estos lugares por no poder cubrir las altas cuotas que demandan las administraciones de estos lugares.

Así, un grupo de responsables de las 227 estancias infantiles en Tlaxcala de la extinta Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), se apostaron frente al Palacio de Gobierno para entregar un documento de apoyo al mandatario estatal, toda vez que señaló Gabriela Huescas Hernández responsable de la estancia Calpulpilli del municipio de Santa Cruz Tlaxcala, esta situación ha puesto en jaque la permanencia de estos lugares, toda vez que se les dificulta pagar los salarios del personal y las rentas de los establecimientos.

Ante esta situación y acostumbradas al subsidio federal, las representantes de estas estancias infantiles buscaron que ahora sea el gobierno del estado de Tlaxcala quien les otorgue dinero para que puedan seguir operando.
Por ello señaló, “la situación por la que están pasando las estancias nos ha puesto en una situación difícil, sobre todo a los niños porque sus padres ya no pueden pagar, se tuvo que dar una cuota particular que es más alta sin subsidio y está generando problemas para pagar”, dijo.

Y resaltó, “ahora los padres empiezan a retirar a sus hijos de las estancias, aquí los principales afectados son los niños, se tuvieron que irse con sus mamás”, refirió al evidenciar que ahora los pequeños regresaron con sus padres quienes no los pueden atender por su situación laboral y económica.

“En mi caso, en la estancia retiraron a una niña que su mamá hace tortillas, la tiene junto al comal haciendo sus tortillas porque ya no pudo pagar la cuota y así es la situación de muchas de nosotras”, refirió como ejemplo en la búsqueda de seguir percibiendo recursos del erario público.

Y apuntó, “venimos para solicitar apoyo al gobernador ya que el que no nos hayan pagado el subsidio de enero y que abre la posibilidad de que nos paguen el de febrero, nos está pegando mucho”, sostuvo al señalar que pese a ello siguen operando.

Con el argumento, de que el retiro del subsidio del gobierno del presidente de México Andrés Manuel López Obrador (AMLO) está afectando a los niños y que ello repercute en las estancias infantiles ante la disminución de pequeños a atender y que económicamente les afecta porque ya no siguen percibiendo el mismo recurso de años atrás.

La afectada explicó, que para estas estancias se les complica el pago de salarios y renta, por lo que rechazaron esta política de AMLO de conceder ese subsidio de los menores de tres años de forma directa a las familias y no a las estancias infantiles como hicieron los gobiernos anteriores.

En tanto explicaron las ahí reunidas, que esperarán la respuesta de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en relación al exhorto que hizo el Senado de la república para reasignar el dinero recortado a las estancias infantiles y el llamado a emitir las reglas de operación.

Cabe recordar, que previo a este intento de acercamiento con el Ejecutivo local las representantes de las estancias infantiles han marchado por la capital en rechazo al recorte del subsidio federal y se han reunido con la titular de la Secretaría del Bienestar, Lorena Cuéllar Cisneros que es la coordinadora de los programas sociales del gobierno federal en Tlaxcala, misma que ha alentado a que esperen hasta el 28 de febrero a que se emitan las reglas de operación y se conozca como operará este programa.