GUADALAJARA, Jal., 3 de julio de 2019.-Luego de que diversos analistas dieran a conocer mediante el Banco de México que el crecimiento económico estimado para el país durante este 2019, apenas llegará al 1.13%, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) da a conocer la proyección económica que se avecina para un gran número de familias mexicanas durante este periodo vacacional, pues el costo aproximado por tener a los hijos en casa equivale a gastar 2 mil pesos por semana adicionales.

De acuerdo al monitoreo de verano realizado por ANPEC, algunos de los productos que incrementarán su consumo en esta temporada serán las salchichas ($84.00 kg), pan medianoche ($54.00 dos paquetes), pan blanco ($36.00), jamón ($180 kg), queso amarillo ($36,¼ kg), gelatinas ($40 cuatro piezas), jícama ($17. 00 kg), pepino ($17 kg), papaya ($23 kg), sandía ($20 kg), melón ($18 kg), botanas ($95 bolsa familiar), refrescos y bebidas ($150), golosinas ($130), así como servicio de energía eléctrica ($100 por 8 horas de videojuegos) y los servicios de una niñera ($1,000), que sumados por las 6 semanas de vacaciones implicará un gasto adicional hasta 6 mil pesos.

“El mercado está tentando a los consumidores con su vertiginosidad al transgredir su libre albedrío, y mientras unos deciden quedarse en casa pensando que no gastarán otros familias tomarán la decisión de aventurarse a salir de casa no importando que para ello deban endeudarse y se debe tener cuidado de esta decisión para que no ponga en aprietos la estabilidad económica al regreso de las vacaciones”, afirmó Cuauhtémoc Rivera, líder de ANPEC.

Con base al análisis de diversas comparadoras de estados financieros, el precio que pagarán  los mexicanos que decidan aventurarse a salir de vacaciones a destinos nacionales será de hasta $15 mil por persona y los que lo hagan al extranjero hasta $35 mil. El 26% de las familias que lo hagan se endeudarán comprometiendo hasta 60.3% de sus ingresos.  

“Es importante no dejarse ir con el canto de las sirenas en un momento que exige mesura financiera, pues el país atraviesa por un momento económico complejo, mismo que podría afecta el gasto familiar. No hay que perder de vista que si bien la inflación se ha mantenido y no se ha logrado erradicar lo cual afecta el poder de compra de los consumidores e impacta de manera negativa las ventas de los pequeños comerciantes”, subrayó Rivera.

Con la finalidad de ayudar a realizar un mejor ejercicio de la finanza de las familias mexicanas, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), hace un llamado a la población mexicana para actuar con cautela económica, a manera de que el disfrute de las vacaciones de verano, no se torne en pesadilla al término de las mismas.