El procurador dijo que estos hechos como el linchamiento de dos personas en Tenancingo, un muerto en Yauhquemehcan y otro más en Calpulalpan, son hechos inusuales y se investigan.


TLAXCALA, Tlax., 10 de septiembre de 2019.- La violencia desatada este fin de semana en la entidad que llevo al linchamiento de dos personas en Tenancingo, una persona desmembrada en Calpulalpan y un enfrentamiento a balazos en Yauhquemehcan, donde resultó una persona muerta y dos más lesionadas fue inusual y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) abrió carpetas de investigación de los casos, sostuvo el procurador José Antonio Aquiahuatl Sánchez, al señalar que el plan de seguridad es completo y que se retomará la seguridad en los municipios.

En cuanto a los linchados en el municipio de Tenancingo por un presunto secuestro, dijo la persona de sexo femenino sigue desaparecido, mientras tanto la PGJE abrió una carpeta de investigación por la desaparición de esta persona y otra más por el fallecimiento u homicidio de un hombre y una mujer que fueron golpeados por los pobladores hasta la muerte.

Por lo que respecta a la persona desmembrada en Calpulalpan expuso, que el cuerpo ya fue reclamado por su madre, que se trataba de una persona que tenía 18 años de edad y que hasta el momento estaban en reconocimiento para hacer la entrega.

Este joven informó, era una persona avecinada en territorio Calpulalpan, trabajaba en una talachería, pero que no se tienen datos que fuera asesinado por la venta de droga, mucho menos por una disputa de territorio por grupos delincuenciales o la presencia de algún cartel y que en tanto se siguen con las investigaciones correspondientes para esclarecer este hecho, además que se tiene una persona asegurada la cual está siendo investigada y que en las próximas horas esperan tener una resolución por parte del juez.

En el caso, de los hechos acontecidos en la comunidad de San José Tetel en el municipio de Yauhquemehcan, donde se enfrentaron a balazos la noche del viernes comerciantes dedicados a la venta y distribución de papas fritas, mismo que dejó como saldo una persona muerta y dos más lesionadas, dijo que también se continúan las investigaciones.

Aquiahuatl Sánchez mencionó, que pese a lo que pudiera parecer existe un plan estratégico de seguridad que resaltó es un plan completo en el que intervienen tanto autoridades municipales, estatales y federales y que la PGJE se encuentra a cargo de las investigaciones para dar con los responsables de esos hechos.

Y agregó, “son días inusuales o fines de semana inusuales que la violencia se desata en ciertos puntos, pero también establecer que son casos sectoriales muy establecidos de personas que tienen antecedentes de una riña, tienen antecedentes de algún tema que tiene que ver de narcomenudeo en los municipios, pero cada uno de los casos son totalmente distintos”, acotó.

Además mencionó, que como autoridades se encuentran en el momento de tomar ciertos temas, “será retomar la seguridad pública a partir de los municipios, que es también la que ellos deben contemplar en este tema de prevención”, toda vez que explicó la PGJE interviene una vez cometidos los hechos y en el esclarecimiento de los mismos.

Finalmente agregó, “ningún tipo de violencia se justifica, ningún acto de ilegalidad con otro acto que pueda ser de violencia por parte de pobladores se puede permitir por parte de la Ley”.