CHILPANCINGO, Gro., 14 de marzo de 2019.- Maestros de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) tomaron las instalaciones del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) en la capital, de donde sacaron artículos y los quemaron en la explanada.

Los manifestantes llegaron a las oficinas de la Sección 14 del SNTE en “operación hormiga”, al mismo tiempo que los empleados salían de las oficinas, y se instalaron afuera con un equipo de sonido, mientras un grupo ingresó a sacar papelería, muebles y lonas y las incendiaron. También retiraron tablas y barrotes que estaban colocados en los ventanales para quemarlos.

Asimismo sacaron mesas, sillas y bocinas, las cuales subieron a sus automóviles. Por el micrófono, un profesor indicó que la visita fue “para desmentir a los charros”, y para advertir que convertirán a ese sindicato en uno democrático. Dijo que el pago de los profesores que están fuera del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone) fue gracias a sus movilizaciones, por lo que tienen calidad moral para protestar, pues “los charros” sólo entregan los derechos laborales de los docentes.

Los inconformes advirtieron que llevarán a cabo acciones similares en todas las regiones del estado, porque no sólo buscan el pago a los maestros, sino su incorporación al Fone para que tengan todos los derechos.