CIUDAD DE MÉXICO, 4 de julio de 2019.- Diputados federales de diversos partidos criticaron la postura del Gobierno federal ante el conflicto que vive actualmente la Policía Federal y señalaron que es ofensivo las descalificaciones que han hecho hacia los elementos que se han manifestado exigiendo respeto a sus derechos laborales.

En ese sentido, el diputado del PRD, Antonio Ortega refirió que el Presidente debe modificar su discurso, rectificar su posicionamiento, invitar al diálogo y resolver el conflicto con la PF, pero siempre, dijo, con pleno derecho a sus garantías humanas laborales, “no maltratándolos ni discriminándolos”.

Señaló que el jefe del Ejecutivo ha calificado a los miembros de la PF de corruptos, policía descompuesta y que ya no sirve, porque busca desaparecer, dijo, la materia de trabajo para ahorrarse las liquidaciones bajo el argumento jurídico de que la causa de la separación no es atribuible al patrón, es decir, al gobierno.

“Por ahorrar los gastos de liquidación para más de 37 mil miembros, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador lanza irresponsablemente al desempleo o a los brazos de la delincuencia, a ese personal y echar a la basura el trabajo, experiencia y recursos públicos destinados en los últimos 20 años”, sostuvo.

El perredista reprochó que el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo y el Gobierno de López Obrador, desaprovechan la oportunidad para aclarar y construir puentes de solución al conflicto con los policías federales.

Por su parte, la diputada del Partido Verde Ecologista, Beatriz Manrique, consideró desafortunadas y ofensivas las descalificaciones que hizo la Presidencia de la República en contra de los elementos la Policía Federal, al calificarla de “corrupta” o “podrida”.

“No se puede calificar a toda la corporación como corrupta o, peor aún, podrida, pues la mayoría cuenta con un nivel educativo superior a todas las fuerzas de seguridad que hay en el país”, señaló.

Manrique Guevara reconoció que en la labor de integración hacia la Guardia Nacional faltó capacitación, diálogo y socialización de las condiciones para su incorporación, lo que ha provocado las manifestaciones de los últimos días.

La también integrante de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, advirtió que este conflicto y momento de incertidumbre y descontento de los elementos policiacos, puede ser aprovechado por algún interés político o, incluso, por la delincuencia organizada.

En tanto, el grupo parlamentario del PAN en San Lázaro, exhortaron al Gobierno a que tienda un puente de conciliación, y dejar el enfrentamiento y la descalificación constante, que es consecuencia, dijeron, de una austeridad mal entendida y peor ejecutada.

Mediante un comunicado, los panistas sostuvieron que la estrategia de seguridad debe partir de contar con cuerpos de seguridad capacitados, con condiciones de trabajo dignas; reiteraron que el jefe del Ejecutivo no tiende puentes de conciliación ni ofrece garantías a los integrantes de la Policía Federal.

“El Presidente Andrés Manuel López Obrador debe ser el primero en defender los derechos de los servidores públicos y de los ciudadanos, pero con sus declaraciones lo único que ha hecho es exacerbar los ánimos de los policías federales, mientras que millones de ciudadanos nos preguntamos: ¿quién nos está brindando seguridad contra la delincuencia?”, aseveraron.

Enfatizaron que, las protestas de la Policía Federal, es un reflejo de la falta de capacidad y de una estrategia clara por parte del Gobierno federal, por lo que insistieron en que se debe mantener el diálogo entre policías y autoridades de seguridad pública para que reciban un trato digno y se les restablezcan sus derechos laborales.

Apenas este jueves, la Guardia Nacional inició operaciones en la Ciudad de México en la alcaldía de Iztapalapa, una de las zonas con mayor incidencia delictiva, y donde se irán incorporando, de forma paulatina, más elementos en diversas colonias de esta demarcación territorial.