CIUDAD DE MÉXICO, 8 de marzo de 2019.- El precandidato de Morena a la gubernatura del estado de Puebla, Alejandro Armenta Mier, presentó pruebas para demostrar la supuesta injerencia del Gobierno, por lo que pidió se acepten observadores en la medición de la encuesta para elegir el candidato.

En conferencia de prensa, el senador con licencia dio a conocer documentos presentados a la Fiscalía del estado de Puebla donde se formula una denuncia en contra de Fernando Manzanilla, cuñado del ex gobernador Rafael Moreno Valle, y Jorge Estefan Chidiac, uno de los responsables del caso Monex.

El morenista denunció una serie de presiones, amenazas a través de llamadas telefónicas que dan testimonio que hizo el cuñado del ex mandatario poblano para destituir al coordinador de los diputados del Partido Encuentro Social (PES), Miguel Trujillo. 

“Por haber presentado una afinidad conmigo, el secretario de Gobierno intervino ante el Poder Legislativo violentando la soberanía y fue separado de la coordinación del PES en Puebla. Vean el tamaño de la injerencia de Fernando Manzanilla que logró destituir a un coordinador parlamentario en la Cámara de Diputados”, reprobó Alejandro Armenta.

El precandidato de Morena presentó un escrito dirigido al Comité Ejecutivo Nacional de Morena con atención a la Comisión Nacional de Encuestas y Elecciones para solicitar en el proceso de la medición que se realizará se permita a los precandidatos tener observadores para acompañar el proceso de atención, respetando el procedimiento estadístico y la organización de diferentes equipos.

Armenta Mier se comprometió a no intervenir en el procedimiento en virtud de que la imagen del Gobierno del Estado en contra del proyecto democrático que representa Morena ha sido claro y tácito. 

El documento presentado fue firmado con fecha de este 8 de marzo con copia a Nancy de la Sierra Arámburo y a Luis Gerónimo Barbosa Huerta, los otros dos aspirantes a contender por el gobierno de ese estado. 

“No me quejo del proceso, soy una persona que tiene 49 años de vida y 29 años en la vida política. Nací en un plebiscito el 9 de agosto de 1922, fue presidente municipal democráticamente a los 22 años, entiendo la lucha electoral”, aseguró sobre lo que considera una inequidad.

Sin embargo, consideró que los contendientes electorales están obligados a denunciar y señalar a un gobierno que no se quiere ir y que ya se infiltró en una parte de Morena para proteger el saqueo que he denunciado desde 2015.

“Hoy la metamorfosis de morenovallismo se transformó en PRIAN y se quiere disfrazar de PRIMOR”, reiteró al puntualizar que cree en la dirigencia de su partido pero no en el gobierno del estado de Puebla por influir en el proceso electoral.