MORELOS, 26 de noviembre de 2021.- Ante la ola de violencia de los últimos días en los municipios de Coatlán del Río, Tetecala y Miacatlán, el vicario de la Diócesis de Cuernavaca, Tomás Toral Nájera, confirmó que se autorizó a los párrocos suspender actividades religiosas por la inseguridad.

En su tradicional rueda de prensa semanal, confirmó que se permitió a parroquias suspender actividades religiosas y misas en los citados municipios, que se han visto azotados por grupos delincuenciales que operan en la zona.

Admitió que “existe mucho temor entre la gente por estos enfrentamientos, lo malo es que nos acostumbremos a este clima de inseguridad y violencia”.

El también rector de la Catedral de Cuernavaca dijo que la determinación es con el objetivo de proteger a la población.