• Y ahora dependemos de la generosidad de los burócratas
  • Cómo evade el gobierno el riesgo de demandas laborales
  • EU suministra un helicóptero para sanitizar Ciudad Juárez

No habrá pleitos laborales.

Vaya, ni siquiera polémica.

No hay vacuna para el coronavirus, pero sí para uno de sus efectos.

Nos lo demostró ayer el gobierno federal.

En aras de atenuar la crisis económica consustancial a la sanitaria, emitió un decreto para inyectar recursos públicos.

Con diferentes acciones blinda “los programas sociales y de proyectos prioritarios en 622 mil 556 millones de pesos”.

Parte de ese dinero provendrá de los servidores públicos, los burócratas.

Sí, el país en manos del salario de quienes lo sirven, pero aportación no será como lo habíamos imaginado, con reducción por orden superior.

Será de forma voluntaria.

POR VOLUNTAD SUPERIOR

Dado el apremio, el atajo fue un decreto.

Dice a la letra:

De conformidad con los criterios que nos rigen de eficiencia, honestidad, austeridad y justicia, y ante la crisis mundial del modelo neoliberal, que sin duda nos afecta, propongo la aplicación urgente y categórica de las siguientes medidas”.

Hasta ahí todo bien.

Luego el punto I de dicho decreto:

No será despedido ningún trabajador, pero no habrá incremento de personal; de forma voluntaria se reducirá el salario de los altos funcionarios hasta en un 25 por ciento de manera progresiva.

Es decir, el que tenga más ingresos aportará más y será menos el descuento para los niveles inferiores.

De la mima forma, los altos funcionarios públicos no tendrán aguinaldos ni ninguna otra prestación de fin de año”.

El concepto alto funcionario, se aclara, “aplica de Subdirector hasta Presidente”.

La novedad está en tres palabras:

De forma voluntaria.

Con ellas se zanja una polémica.

Si constitucionalmente no pueden reducirse salarios ni quitarse prestaciones, se temía un alud de demandas contra el gobierno.

Ya no las habrá, pero el tema pasa a otro terreno.

Tampoco nadie puede renunciar a derechos adquiridos y menos en tiempos de dificultades económicas como éstos.

No será su caso:

Nadie se aferrará a salarios, aguinaldos y demás prestaciones a riesgo de perder el empleo.

Son puestos de confianza y mínimos derechos contractuales.

POR GENEROSIDAD DE EU

1.- La colaboración binacional fronteriza tiene muchas variables.

Una es la generosidad de algunas autoridades de Estados Unidos, pero también de buenas gestiones de las partes mexicanas, gobernadores y alcaldes.

Por ejemplo, el edil de Ciudad Juárez, Armando Cabada, recibió un helicóptero para sanitizar 800 hectáreas diarias de la zona urbana.

Da más el vecino…

Y 2.- o fue mala la explicación o no se entendió bien.

Desde hace varias semanas, informamos, varios gobernadores comenzaron gestiones con distintos prestadores de servicios.

Unos eran del sector de telecomunicaciones.

Pero el IFT pidió dejarlo en el marco federal y consiguió algunos acuerdos.

Al margen de ellos, complementariamente, casi todos los operadores ofrecen paquetes de emergencia.

Ayer citábamos a Izzi y Sky, los cuales ofrecen canales extras sin costo y mejoran los paquetes para hacerlos más accesibles.

Un ejemplo, mas no el único, es el de las recargas con paquetes desde 15, 30 y 45 pesos por 5, 10 y 25 GB.

Servicios familiares para el Quédate en Casa y con vigencia al 2 de junio, cuando según las autoridades sanitarias deberemos estar por salir de la emergencia.