Señalan como culpable del conflicto a Luis Vargas, titular del Sepuede; inconformes demandan transparencia en el cambio de la Presidencia del organismo empresarial

 

TLAXCALA, Tlax., 31 de marzo de 2017.- Comerciantes adheridos a la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (CANACO) del municipio de Chiautempan manifestaron hoy su descontento ante lo que argumentaron una falta de transparencia en la renovación de su dirigencia municipal, culpando directamente al presidente saliente, Héctor Mejía Maldonado por no haber actuado de acuerdo a estatutos en el cambio de la mesa directiva de este organismo empresarial.

Sin embargo, aunque no fue posible hablar con el presidente Mejía Maldonado, y conocer la versión oficial de los hechos, trascendió por voces de algunos otros afiliados que la renovación se llevó a cabo en tiempo y forma, con apego a los reglamentos internos de la CANACO.

Y que el motivo principal de este conflicto, al interior de la Cámara, se debe a la lucha de intereses por parte de dos grupos antagónicos, o hasta tres, uno que encabeza la presidencia saliente y otros dos que son liderados por los comerciantes Eduardo Herman Calderón y Hubard Hassan Benítez Rodríguez.

Pero agregan los propios comerciantes que, al parecer, quien está detrás de este conflicto es el actual titular del Sistema Estatal de Promoción al Empleo y Desarrollo Comunitario, Luis Vargas González, quien no ha definido cuál es su posición al frente de la FECANACO Tlaxcala y al parecer se ha aferrado a la presidencia de este organismo ciudadano, a pesar de ya tener un puesto en el gabinete estatal que encabeza el Gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

Incluso, se hizo saber que sus oficinas ubicadas en el Jardín Botánico de Tizatlán han servido en últimas fechas para hacer reuniones con los presidentes de la Cámaras de Tlaxcala, Apizaco, Huamantla y Chiautempan, desde donde ha tratado de operar las renovaciones o decisiones que se toman al interior de las propias cámaras.

Sin confirmar nada al respecto, trabajadores de la misma Cámara argumentan que es necesario se resuelvan cuantos antes los problemas al interior de la misma, ya que por las fechas que corren, es necesario mantener los trabajos normales de la CANACO, pues es en estos días cuando los afiliados asisten al edificio ubicado en el Río de los Negros, a un costado de la Ciudad de los Niños de Chiautempan, a hacer los trámites para refrendar sus licencias municipales y realizar sus contribuciones federales.

Ante esto, Eduardo Herman, uno de los interesados en participar en la renovación de la dirigencia de la Cámara, argumentó que lo único que pide es transparencia y apego a la legalidad en la renovación del comité de la CANACO Chiautempan, y denunció inexistencia de la publicación de la convocatoria, lo que trajo como consecuencia desconocimiento de la asamblea donde supuestamente se llevó a cabo la renovación de la misma.

Incluso, dijo haber entregado a tiempo la documentación donde manifestaba su interés de participar en la renovación del Comité directivo del organismo, sin embargo después se le hizo saber que estaba fuera de tiempo.

Y agregó la necesidad de que un ente federal, independiente y ajeno a los intereses de la Cámara, sea el árbitro de esta discusión, analizando los hechos y determinando quién tiene la razón.

En tanto que la actual dirigencia insistió en que todo estuvo apegado a reglamentos y desestimó los alegatos de los inconformes señalando además que en su afán de hacerse de la presidencia del organismo se han hecho acompañar de miembros no adheridos al organismo, sobre todo comerciantes ambulantes de temporada, pertenecientes al organismo que encabeza la líder Petra Domínguez.