CIUDAD DE MÉXICO, 21 de abril de 2021.- El mandato que hizo la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados a la Comisión de Justicia para que repusiera la votación al dictamen que reforma la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR) luego de que no alcanzara la mayoría absoluta que se requiere, causó confusión y confortamientos verbales entre legisladores, incluso, del mismo partido.

Se tenía previsto que el dictamen que reforma la Ley Orgánica de la FGR fuera discutido este martes ante el Pleno camaral, sin embargo, al no alcanzar en comisión la votación absoluta requerida por el reglamento, esto es la mitad más uno, la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados ordenó a la comisión reponer la votación que había quedado, 12 a favor, 10 en contra y cinco abstenciones.

Este ordenamiento causó confusión entre los legisladores integrantes de la Comisión de Justicia, pues mientras la mayoría de los morenistas pedían que solo se repitiera la votación, legisladores de oposición manifestaban su desacuerdo con el dictamen y pedían que fueran escuchados los colectivos de familiares víctimas de desaparecidos quienes estaban presentes y que con cartelones y mantas pedían no aprobar esta minuta como la envió el Senado.

Fue la legisladora de Morena Lorena Villavicencio quien propuso que aprovechando que se volvería a votar, se abriera nuevamente la discusión en lo general y particular para escuchar a los colectivos presentes y tomar algunas propuestas de estos grupos, pues, afirmó, así como se aprobó la ley, se debilita las posibilidades de la investigación y búsqueda de las personas desaparecidas.

Por lo que fue confrontada por su propia compañera de bancada, María de los Ángeles Huerta, conocida por su ferviente devoción a la figura presidencial y la 4T, quien afirmó enfáticamente que en el presente dictamen no se está dejando fuera a las víctimas y acusó a Villavicencio de querer manipular los procedimientos ya acordados.

Más información AQUÍ