CUIDAD DE MÉXICO, 10 de septiembre de 2019.- “Lo único que lamento es que no haya sido Presidente de la República”, expresó Francisco Labastida Ochoa, primer candidato presidencial del PRI en haber perdido en una elección frente a Vicente Fox Quesada.

En homenaje al hijo del General Lázaro Cárdenas del Río, organizado por el Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en el Senado de la República, el militante priista manifestó su honor por la oportunidad de repetir públicamente lo que ha expresado en varias oportunidades: “Cuauhtémoc Cárdenas es uno de los grandes constructores de la democracia mexicana”.

Luego de felicitar al senador Dante Delgado por la iniciativa de rendir “honor a quien honor merece”, Francisco Labastida se refirió al Ingeniero como un hombre congruente con sus principios y sus ideales que ha luchado permanentemente por ellos y de absoluta honestidad económica e intelectual, y que nunca cedió a las tentaciones del poder.

“Debemos celebrar que tengamos en el país hombres de su talla, de su dimensión, de su valor, de su congruencia, de su sensatez”, señaló el priista.

El ex candidato presidencial del PRI aseguró que de haber Cárdenas Solórzano llegado a ser Presidente de México “el país estaría mejor y habría ayudado a encontrar un camino de crecimiento económico con mejor distribución del ingreso, con impulso a la cultura, la educación y la salud, fortaleciendo paralelamente la tolerancia, la libertad, la democracia, el Estado de Derecho y la seguridad de todos los mexicanos”.

“Viviríamos mejor y más seguros”, expresó Labastida Ochoa en presencia de la presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández; del presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, así como de los coordinadores de los grupos parlamentarios.

En su visita al Senado de la República, desde la Sala de la Comisión Permanente, Francisco Labastida dejó constancia pública de su aprecio, su amistad y su admiración a Cuauhtémoc Cárdenas, por sus ideales, sus principios, su congruencia, su valor y tenacidad por luchar por un México mejor.