CIUDAD DE MÉXICO, 2 de diciembre de 2019.- “Estamos contentos de que no nos dieron atole con el dedo”, expresó Adrián LeBarón al salir de la reunión que sostuvieron la familia con el presidente Andrés Manuel López Obrador en el Palacio Nacional. 

Un día después de que la Fiscalía General de la República (FGR) informó sobre la detención de tres presuntos implicados en el ataque ocurrido en Sonora, salió satisfecho y adelantó que volverán a reunirse en un mes.

“Para mi es suficiente, yo sé que esto tarda, así es nuestro México y estamos dispuestos a esperarlo, vamos a estar en comunicación con él”, indicó al referir que estarán atendiendo desde su rancho. 

Adrián LeBarón señaló que a la fecha ve un grado difícil en las investigaciones y manifestó su impotencia. “De mi parte yo me siento impotente y el Presidente dice ‘sí, está muy dificil’ y yo le doy toda la razón, esto puede tardar”, indicó en breves declaraciones. 

Luego de tres horas de espera, el integrante de la familia LeBarón evitó dar más declaraciones a la prensa y se marchó por una puerta contigua para dirigirse a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) donde sostendrá una entrevista con el Canciller Marcelo Ebrard.