CIUDAD DE MÉXICO, 27 de julio de 2021.- No hay nada certero en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para convocar a un periodo de sesiones extraordinarias, pues se requieren de los votos de las dos terceras partes y aún se encuentra en la posible construcción de la mayoría calificada.

“Estamos construyendo un consenso. No ha sido un tema fácil, es muy complejo, sobre todo porque han surgido dos temas adicionales”, declaró el presidente de la Mesa Directiva, Eduardo Ramírez Aguilar.

De aprobarse un periodo extraordinario, ambas cámaras del Congreso de la Unión prevén abordar no sólo los temas considerados con anterioridad, sino también una iniciativa para expedir la Ley Reglamentaria de la Consulta en materia de Revocación de Mandato.

Entre los asuntos a debatir se encuentran tres desafueros, dos de diputados federales, y uno del Fiscal de Morelos, además la ratificación de tres nombramientos: los secretarios de la Función Pública, y de Hacienda y Crédito Público, así como de un integrante del Banco de México.

También se podría discutir las propuestas para ampliar el plazo de la entrada en vigor del régimen transitorio de la reforma en materia de subcontratación, a efecto de que sea el 1 de septiembre y no el 1 de agosto, como se señala en la ley.

El senador de Morena detalló que la prórroga se sostiene como el grupo mayoritario de Morena, que sea un mes más; pero existe otra iniciativa que suscribe el Grupo Parlamentario de Acción Nacional, para ampliarlo hasta el 31 de diciembre, es decir, que entre en vigencia a partir del siguiente año.

Ramírez Aguilar consideró que eso ha empantanado un poco el tema, entonces se encuentran generando algún consenso para votar en bloque los temas que tiene de interés el Senado, como los que tiene la Cámara de Diputados.