Aunque no deja de ser buena la petición, se encuentra supeditada a la decisión del Congreso de la Unión

TLAXCALA, Tlax., 21 de noviembre de 2018.- La solicitud de 835 millones de pesos (MDP) que exigieron los integrantes del Congreso Agrario Permanente (CAP) para Tlaxcala es ambicioso aunque no deja de ser buenos, sostuvo el titular de la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa), José Luis Ramírez Conde quien empero rechazó que pueda ser realizable toda vez que corresponde al Congreso de la Unión su aprobación y de las dependencias federales plantear esta propuesta.

Por tanto, el encargado de la política del campo para la entidad consideró que aun cuando los líderes de las organizaciones campesinas logren gestionar estos recursos, estos dijo están supeditados a las órdenes de las Secretarías federales que son las que deben justificarlo en sus presupuestos de egresos.

“Yo pudiera decir que es algo que finalmente como se plantea no deja de ser bueno, es de reconocer algunos planteamientos que hacen pero insisto, hay que recordar que el tema presupuestal tiene diferentes niveles en cuanto a su emanación y también que son temas de carácter global, cada uno de los sectores de nuestra sociedad desearía o desearíamos tener más recursos para aplicarlos en determinadas áreas”, expuso al señalar que son determinaciones de la Federación.

“Afortunadamente tuve la oportunidad de platicar con ellos, los recibí a los compañeros de varias organizaciones precisamente del Congreso Agrario Permanente (CAP), tuvimos la oportunidad de platicar, aclarando que lo ideal es que fuera eso y algo más, pero aclarar que son cuestiones presupuestales y que tienen sobre todo en el esquema que planteaban lo aclaramos mucho, sobre todo la presupuestación que haga la Cámara de Diputados federal”.

Ramírez Conde, explicó también que hasta el momento se tiene contemplado un total de 80 mil hectáreas reportadas como siniestradas por los campesinos de la entidad pero que tendrán que pasar por un filtro, en tanto son los datos que se tienen.

Asimismo indicó, que el pago de este seguro agrícola es de mil 500 pesos y que este es una determinación federal que está sustentado en las reglas de operación que es aplicable a todo el país, salvo algunos casos especiales, por lo que aunque este es mínimo como señalan los campesinos no es responsabilidad del gobierno del estado y se tiene programado como tal.

Ello ante las quejas de los campesinos que estos recursos no alcanzan, pero que expreso es un monto que tampoco es reciente y que así opera.

Finalmente comentó, que próximamente se hará la entrega de esos recursos y que esperan que estos apoyos sean de manera inmediata para atender las necesidades del campo, puntualizó.