TLAXCALA, Tlax., 27 de septiembre de 2021.- Los gobiernos municipales que encabezaron las priistas Anabell Ávalos Zempoalteca y Mildred Vergara Zavala, dejaron sin recursos y endeudaron al ayuntamiento por la cantidad de 42 millones 490 mil 343.95 pesos.

Lo anterior lo dio a conocer el alcalde capitalino, Jorge Corichi, quien aseguró que no será cómplice de dicho “desastre”, razón por la que analiza proceder legalmente contra quienes resulten responsables del daño a las finanzas del municipio.

El munícipe, expuso que el día 20 de septiembre concluyó el proceso de entrega de recepción, mismo que les permitió conocer, en un primer análisis, las anomalías efectuadas durante el gobierno anterior.

En primera instancia, mencionó que se encontraron 600 expedientes de empleados, sin embargo, señaló que en el sistema contable se tenía el registro de 750 trabajadores, es decir 150 eran “aviadores”.

“Eso se ha corregido, el ayuntamiento de Tlaxcala eliminó de la nómina a personas que no desempeñan una función, una tarea o un servicio público. No es tiempo de dispendios, de derroches, de aviadores, la unica fuerza área que tendremos es la del avión del museo en Tizatlán.

Asimismo, informó que en la hacienda pública municipal recibida el 31 de agosto, la administración priista dejó 31 cuantas bancarias con cero pesos, lo que provocó que las patrullas se quedaran sin gasolina para realizar operativos al igual que los camiones recolectores de basura.

Detalló que solo una cuenta contenía un millón de pesos que las anteriores autoridades no pudieron gastar debido a que se trata de recurso etiquetado por el gobierno federal.

“Mi pecho no es bodega, adoptamos el dicho del presidente de la República y categóricamente decimos que no vamos a ser tapadera de las irregularidades de la pasada administración”, expresó.

Por otra parte, dio a conocer que las deudas dejadas por Ávalos Zempoalteca y Vergara Zavala y que han complicado el correcto funcionamiento de los servicios municipales, ascienden a los 20 millones de pesos.

Respecto a la deuda por salarios a basificados que laboran en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Tlaxcala (CAPAM), Jorge Corichi reveló que asciende a los 4 millones de pesos, además de que lamentó que en la pasada administración se despidiera a personal con experiencia para basificar a familiares, lo que ha generado una carga extraordinaria a la nómina de un aproximado de 2 millones de pesos.

Destacó que el gobierno municipal anterior “abandonó” a los trabajadores, pues no dejó programada su parte proporcional para cumplir con el pago de aguinaldos, asimismo, reveló que existe una deuda por la cantidad de 9 millones 133 mil 748 pesos en el rubro de sueldos, salarios y seguridad social, además de otra por la cantidad de 12 millones 118 mil 791 pesos en convenios sindicales, cuotas, despensas a trabajadores y aportaciones a pensiones.

Finalmente, expuso que en las comunidades existe un adeudo en las comisiones de agua potable de 16 millones 783 mil 206 pesos, un parque vehicular incompleto, semáforos inservibles, cámaras de seguridad inoperantes, 11 expedientes laborales en contra del ayuntamiento y un adeudo global de más de 100 millones en prejuicio de la hacienda pública municipal (deuda que comparten administraciones anteriores).