TLAXCALA, Tlax., 8 de abril de 2021.- La abanderada de la coalición Juntos haremos historia, Lorena Cuéllar Cisneros a la gubernatura de Tlaxcala, pierde de forma sostenida la preferencia entre el electorado, en lo que va del año la intención de voto a su favor ha caído 8.4 por ciento, según las encuestas aplicadas por FactoMétrica.

En enero de este año, la aspirante al gobierno contaba con el 47 por ciento de la preferencia electoral, ahora en abril la misma firma la ubica en 38.6 por ciento, con una clara diferencia de menos 8.4 puntos.

El descenso en la popularidad de la candidata a la gubernatura, respaldada por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), puede explicarse en función de las inconformidades generadas por la militancia que buscaba una candidatura para contender en las elecciones y no fue favorecida con la nominación en circunstancias poco claras.

A esto se suma, el cuestionado proceso mediante el cual la propia Lorena Cuéllar obtuvo la candidatura, pues ni sus mismas compañeras que aspiraban al mismo cargo y de este mismo partido no le levantaron la mano o se sumaron a su campaña, sino todo lo contrario, Ana Lilia Rivera Rivera fue la primera en señalar la poca transparencia de la encuesta aplicada y Dulce Silva simplemente se alejó de los reflectores.

El éxodo de morenistas, algunos de ellos directamente para apoyar la campaña contraria con Anabell Ávalos Zempoalteca al frente del proyecto de cogobierno de la coalición Unidos por Tlaxcala, respaldado por los Partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD), Alianza Ciudadana (PAC) y Socialista (PS), redondea el declive del proyecto de la ex priísta.