Plataformas como Uber y Pronto aún pueden seguir operando

TLAXCALA, Tlax., 11 de febrero de 2020.- Con 6 votos en contra y 17 votos a favor se aprobó la primera lectura del dictamen en el que se reformó la Ley de Comunicaciones y Transportes del estado de Tlaxcala la cual intentará impedir el funcionamiento de las empresas privadas que ofrecen el servicio de transporte a través de plataformas digitales declarándolas ilegales.

“Errores en técnica legislativa’ y “más afectados que beneficiados”, fueron los argumentos que el Diputado del PAN, Omar Milton López Avendaño y la Diputada de Movimiento Ciudadano, Maribel Casas Meneses declararon ante el pleno al pronunciarse en contra de la prohibición de las plataformas digitales de empresas privadas.

“Desesperación” e “incapacidad” fueron las palabras que señalaron los congresistas que conforman la oposición al dirigirse a sus compañeros diputados que encabezan la mayoritaria coalición Juntos Haremos Historia quienes se mostraron a favor de prohibir las plataformas.

Asimismo, Casas Meneses puso sobre la mesa el tema de la “presión política”, al argumentar que Morena y sus aliados solo trabajan por intereses personales y de grupo y no del pueblo “que les dio su voto”, así como la supuesta preparación del terreno electoral al “tener en la bolsa” el voto del gremio del transporte público en 2021.

Víctor Castro López, Diputado del Partido del Trabajo (PT), defendió su voto a favor al asegurar que el servicio privado no da la seguridad de la ciudadanía y defendió la forma “honrada de trabajo” de los transportistas, palabras que le valieron el ensordecedor aplauso por parte del gremio del transporte público.

Todo parecía estar en favor de los transportistas para cantar victoria sobre la erradicación de las plataformas digitales, hasta que la Diputada morenista, María del Rayo, se mostró contraría a sus compañeros de bancada al mostrar sus reservas sobre declarar ilegal al servicio privado de transporte, esto, al argumentar que “se le debe dar certeza a las plataformas privadas que ya han comenzado a operar en la entidad” y que además dan sustento a quienes laboran en ellas.

El debate iniciado por la Diputada morenista preocupó a los transportistas al demostrar los vacíos que existían en el dictamen y que aun con su aprobación, permite a empresas privadas y transnacionales seguir prestando su servicio al seguir apegados a la normativa.

Dichos vacíos que aún permiten la operación tanto de Uber como Pronto radican en que podría ser la Secte la que tenga la última palabra de decidir si dará la posibilidad o no de otorgar permisos para que el “servicio de transporte privado” opere, así como la posibilidad de que aún exista inversión extranjera para el funcionamiento de transporte comercial, lo que deja la puerta abierta a Uber.