Esta iniciativa federal quiere cortar aspiraciones a superdelegados y que utilicen recursos para promocionarse o promocionar colores de partido en candidaturas.

TLAXCALA, Tlax., 25 de febrero de 2020.- Los superdelegados tienen una responsabilidad en cada entidad que es el manejo de los programas sociales, por ello, la iniciativa federal desde el Congreso de la Unión es evitar que quieran aprovechar su investidura para buscar candidaturas y con ello, malversar los recursos públicos para promocionarse o promocionar colores de partido, sostuvo el senador por Tlaxcala Joel Molina Ramírez, sobre el tema de restringir a los superdelegados para las gubernaturas.

Sobre este tema explicó, que se están proponiendo subir un acuerdo a nivel del Poder Legislativo federal, para que los superdelegados no puedan participar en busca de candidaturas y que quienes quieran aspirar renuncien al cargo de uno a tres años previos a un proceso electoral.

“La razón más que de un servidor tienen los demás partidos, es porque los delegados han venido manejando, porque así es su responsabilidad los programas de beneficio social, que en otras épocas se manejaron con fines políticos, aunque aquí no lo son, yo creo que en algunos otros estados los han manejado así para hacerse promoción y para utilizarlos como campaña mediática, escaparate político para que sus aspiraciones lleguen, eso es lo que yo sé y no tengo una postura personal en cuanto a Tlaxcala”, dijo.

Además, agregó “no hay forma, quien es delegado tiene que estar en contacto social con todos los beneficiarios y bueno lo único que queremos, es que no se vaya a utilizar esto para promocionar nombres o colores de partido”, acotó.

Cabe recordar, que este tema fue planteado en el Pleno del Congreso de la Unión por la diputada federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Dulce María Sauri y su homóloga de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Claudia Yáñez Cabrera, para cerrar paso a las aspiraciones de los superdelegados en las 32 entidades federativas y sus posibles aspiraciones a ser gobernadores, incluso buscar diputaciones y otros cargos, aprovechando el poder y los recursos públicos que manejan en este momento, en anuencia del presidente de la república.

Y es que en Tlaxcala, es bien sabido el interés de Lorena Cuéllar Cisneros de llegar a la gubernatura y del cambio de partidos políticos para buscar candidaturas, no obstante, el mismo presidente de México, aclaró en un mensaje directo al superdelegado de Puebla, Rodrigo Abdala Dartigues, de olvidarse de buscar la gubernatura de aquella entidad, delegado que además es acusado públicamente de irregularidades en la Angelópolis por un posible monto de 31.2 millones de pesos, detectado por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dijo que analizaría el imponer “candados” a los “superdelegados” para que no participen como candidatos dentro de las próximas elecciones, y con ello evitar conflictos de desvió de recursos.

“No voy a sudar calenturas ajenas, yo ya no me pertenezco, yo vine aquí, llegué aquí para encabezar la transformación y la gente tiene confianza en eso, y no voy a estar solapando actos de ilegalidad o de corrupción”, dijo en una mañanera.

Los superdelegados en los estados…

Actualmente, hay delegados en todas las 32 entidades federativas de la república, de los cuales 16 son dirigentes estatales del partido en el poder Movimiento Regeneración Nacional (Morena), 10 más son legisladores federales o locales del mismo partido (con solicitud de licencia para ausentarse al cargo, de los cuales cuatro aspiraron a las gubernaturas de sus entidades).