TLAXCALA, Tlax., 3 de mayo de 2021.- Este día convergen dos celebraciones a las cuales se les da importancia en la cultura mexicana; el día de la Santa Cruz y el día del albañil, ambas, con el paso del tiempo, se han relacionado al grado de celebrarse por igual.

En esta fecha, los trabajadores de la construcción se encomiendan a la Santa Cruz para no sufrir accidentes, razón por la que es común ver cruces adornadas con flores o cintas de colores en aquellas obras que están siendo edificadas.

El simbolismo con la cruz se remonta a la época colonial con los evangelizadores, quienes colocaban un crucifijo en las zonas donde edificarían un templo o iglesia.

De forma específica, el día de la Santa Cruz tiene sus orígenes en la antigua Jerusalén, cuando en el año 326 la emperatriz Helena de Constantinopla ordenó excavar el Monte Calvario en búsqueda de la Cruz de Jesús. La emperatriz encontró tres cruces y las colocó en un sitio donde estaban enterradas tres personas fallecidas recientemente y de acuerdo con historiadores, uno de los cuerpos resucitó, por lo que Helena tomó la cruz, la mostró en una procesión y proclamó el 3 de mayo como el Día de la Santa Cruz.

En el estado de Tlaxcala, la celebración de este día cobra un significado mayor, toda vez que existen dos municipios; Santa Cruz Tlaxcala, en la zona centro y Santa Cruz Quilehtla, en la zona sur, que hacen honor al símbolo religioso debido a que sus habitantes “se sienten muy conectados a la religión católica”.

En su momento, el vocero de la Diócesis de Tlaxcala, Ranulfo Rojas Bretón, destacó que en la entidad «es muy venerada la cruz, pues se le considera que está muy unida al trabajo, por eso en todas las obras en construcción, los albañiles tienen esta celebración».