TLAXCALA, Tlax., 31 de julio de 2021.- A un día de que se celebre por primera vez en la historia de México un ejercicio de democracia participativa como lo es la Consulta Popular, actores políticos se sumaron a la promoción para convencer a la ciudadanía de votar.

Uno de los personajes que más se mostró activo en la difusión de la consulta es la Senadora Ana Lilia Rivera, quien fue nombrada como promotora estatal.

Junto a su estructura, Rivera Rivera instaló mesas de difusión en municipios de la zona oriente y sur del estado a fin de informar a la ciudadanía.

Además de promocionarla, Rivera Rivera es una de las principales opositoras al Instituto Nacional Electoral (INE), pues incluso lo ha calificado de ser el “enemigo de la consulta” por no dar, como órgano electoral, la certeza de invitar a la ciudadanía a participar.

Otro de los políticos locales que ha mostrado interés por lograr que los tlaxcaltecas voten en la Consulta Popular, es el Diputado Federal electo por el Distrito 3, Carlos Agusto Pérez, quien incluso ha formado parte de las jornadas nacionales para promover el “Sí” realizadas por el partido Morena.

Recientemente, la Diputada Federal electa por la vía de la representación proporcional, Dulce María Silva Hernández, se sumó a la oleada de promoción del ejercicio de democracia participativa, instando a través de sus redes sociales a votar para enjuiciar a los últimos cinco ex presidentes de la República.

Asimismo, los alcaldes electos de Chiautempan, Gustavo Jiménez Romero, de Tlaxcala, Jorge Alfredo Corichi Fragoso y de Panotla, Felicitas Vázquez Islas han exhortado a la ciudadanía a participar sin importar cuál sea la intención del voto, pues destacaron que lo importante es poder formar parte de la toma de decisiones del país.

En su momento, la gobernadora electa, Lorena Cuéllar Cisneros, confirmó que participará en la consulta del 1 de agosto, adelantando que su voto será por el “Sí”.

Cabe destacar que la junta local del INE, a manera de recomendación, pidió a las autoridades electas a no inclinar la balanza a favor del «Sí», pues explicó que tal acción atentaba contra la imparcialidad del proceso, sin embargo, enfatizaron que como órgano electoral, no serían «policías de la consulta», toda vez que las sanciones por no respetar la veda electoral solo aplican a los tres niveles de gobierno.