TLAXCALA, Tlax., 29 de octubre de 2020.- Familiares y amigos de la joven Rocío N., quién fue hallada muerta con evidentes rastros de violencia el pasado viernes 23 de octubre al interior del panteón municipal de Panotla, dieron a conocer que en los inicios de las investigaciones se han detectado diversas irregularidades e intentos de las autoridades municipales por minimizar el feminicidio.

Los conocidos de la víctima, señalaron que, pese a que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) calificó el delito como feminicidio, el proceso de investigación no se ha llevado con base a los lineamientos que dicta la ley, pues al principal sospechoso, su pareja sentimental de nombre Darwin N., fue detenido pero no por homicidio, sino por portación ilegal de narcóticos.

Asimismo, precisaron que al momento de su detención, el sospechoso portaba ropas con manchas de sangre y que en cuestión de minutos, los policías le permitieron cambiarse por otra vestimenta.

Ante dichas inconsistencias, el padre de la víctima, Roberto Flores Minor, solicitó a la autoridades ser transparente y conducirse conforme a la ley para evitar que el feminicidio de su hija quedé impune.