TLAXCALA, Tlax., 20 de octubre de 2021.- Líderes del Movimiento por la Recuperación de Xicohtzinco (MPRX), acusaron al Órgano de Fiscalización Superior (OFS) de encubrir al alcalde José Isabel Badillo Jaramillo y al entonces director de obras y hoy presidente municipal, Luis Ángel Barroso Ramírez, pues pese a detectar daños patrimoniales en las cuentas públicas 2017, 2018, 2019 y 2020, no emprendió los procedimientos legales correspondientes para sancionar a los servidores públicos involucrados en el desfalco municipal.

Los inconformes, aseguraron que el OFS es culpable de encubrir los supuestos actos de corrupción que provocaron el conflicto sociopolítico en Xicohtzinco, de ahí que arremetieron contra la auditora María Isabel Maldonado Textle, a quien señalan de incurrir en el delito de omisión.

“Todo esto fue por un acto de complacencia y contubernio con el OFS, señalamos a la auditora por incurrir en el delito de omisión”, declararon.

Asimismo, dieron a conocer que ya presentaron dos denuncias por incumplimiento de funciones contra el hoy alcalde Barroso Ramírez y otros ex servidores públicos que laboraron en el ayuntamiento de Badillo Jaramillo, señalando que son los culpables de los daños patrimoniales detectados en las cuentas públicas del 2017, 2018, 2019 y 2020.

Por otra parte, mencionaron que el Congreso local, durante el último periodo de la 63 Legislatura, participó en el encubrimiento del desfalco en Xicohtzinco al formar parte del triángulo de omisión y complicidad al momento de aprobar las cuentas públicas del ex edil Badillo Jaramillo.

“Hoy exigimos la desaparición de este ayuntamiento, porque con pruebas, podemos comprobar que son la misma pandilla de saqueadores quienes pretenden gobernar y que los diputados de la pasada legislatura, al no verificar y observar, son responsables, junto con la auditora, de saqueo al municipio de Xicohtzinco”, señalaron.