TLAXCALA, Tlax., 13 de octubre del 2021.- El cuerpo de un niño de apenas tres años de edad, fue hallado calcinado la noche del pasado 8 de octubre, en un predio ubicado en la calle 20 de Noviembre de la colonia La Venta, del municipio de La Magdalena Tlaltelulco, luego de que elementos de la Policía de Investigación de la Procuraduría General de Justicia del Estado ejecutaran una orden de exhumación.

Fue gracias al aseguramiento de Iván M., y Rosa C., padrastro y madre del occiso, como se dio con el paradero del menor, quien habría sido reportado como desaparecido por sus familiares desde el pasado 14 de junio de 2021, en el municipio de Tlaltelulco, por lo que las autoridades emitieron una ficha de búsqueda.

Luego de indagar, los policías de la Fiscalía Especializada En Personas Desaparecidas Y No Localizadas, conocieron que tanto la propia madre, como el padrastro, podrían haber estado relacionados en la desaparición forzada del menor, por ello, y al efectuar trabajos de campo se pudo ubicar a Ivan M., en el municipio de Chiautempan, donde fue interceptado y cuestionado sobre la desaparición de J.A.M.C. de tres años de edad, sin embargo, al mostrar un comportamiento inusual, le pidieron acudir a la Fiscalía para una entrevista detallada.

Durante el interrogatorio, el padrastro del menor, confesó que la mamá de J.A.M.C de igual forma tenía información importante que brindar respecto a la desaparición, hecho que permitió a los policías trasladarse a un domicilio ubicado en la zona centro del municipio sarapero, para solicitarle a Rosa C., los acompañara.

Ya en la fiscalía, tanto Ivan M., como Rosa C., relataron que habrían sido ellos los responsables de la desaparición del menor de tres años, y que lo habrían calcinado en un predio, pero, al dar esta información, ambas personas atacaron con un arma punzo cortante a un policía de investigación con el fin de poder huir, sin embargo, fueron asegurados y puestos a disposición por el delito de lesiones.

Después de haber conocido el paradero del cuerpo del menor, se solicitó una orden de exhumación, en donde habrían ocupado los presuntos homicidas para calcinar y enterrar a J.A.M.C., misma que fue liberada durante la noche del viernes 8 de octubre.

Peritos de campo realizaron las diligencias ministeriales en el inmueble y ahí hallaron parte de la dentadura del menor y huesos, los cuales fueron trasladados al Servicio Médico Forense, donde al momento siguen siendo sometidos a los distintos estudios de genética que ya reportan un 70 por ciento de avance.

Éstos hechos quedaron asentados en la carpeta de investigación A.I.FEPDNL.TLAX-2-/94/2021 por el delito de desaparición cometida por particulares.