Burlonamente el alcalde de Xaltocan dijo desconocer de ganado y aun así compró este ganado del Programa de Acciones para el Fortalecimiento del Campo para entrega a productores de la región.

TLAXCALA, Tlax., 7 de noviembre de 2019.- El Programa de Acciones para el Fortalecimiento del Campo, ha puesto en evidencia los errores de las reglas de operación y los procesos de compra sin licitación, ahora con el alcalde de Xaltocan, Eugenio Sánchez Amador que durante la entrega de esos apoyos reconoció no saber nada de ganado y aun así comprar con dinero público para apoyo a los productores de la región, a quienes sentenció que buenos o malos los tenían que recibir.

Después del fraude del diputado Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, de comprar ganado de desecho, viejo y enfermo, directamente a la empresa Aspergro, recién creada por su ex tesorero Pablo Meneses Pérez, para negociar con el legislador perredista en este programa de Fortalecimiento al Campo, donde repartieron borregos con Ectima Contagioso en Texoloc y provocar alerta sanitaria, ahora en Zacualpan hizo lo mismo con cerdos que tras morir fueron aventados a las barrancas de este municipio.

Ahora, el alcalde de Xaltocan para gastar los recursos de este programa compró ganado sin conocer lo más mínimo ni hacerse de asesoría al respecto.

Sin embargo, el munícipe durante la entrega dijo a los productores que no sabía de animales o ganado, pero que a pesar de ello compro por lo menos los que le parecieran más bonitos y agregar “y si no les gusta, pues se aguantan”.

Xaltocan es de los últimos municipios de operar el Programa de Fortalecimiento al Campo y la entrega de esos apoyos a productores, pese a tener desde meses depositados estos recursos en las cuentas del ayuntamiento.

Sin embargo, no se dejó esperar la denuncia pública que evidenció que estos apoyos fueron canalizados únicamente a familiares y amigos directos del presidente y su Cabildo, incluso reclamaron que fue evidente que antes de la entrega de este ganado, animales de traspatio y herramienta para el campo, existió movilización del personal del ayuntamiento para acarrear a los beneficiarios.