La magistrada que llamó “mediocres” a los que votaron por el presidente Andrés Manuel López Obrador, recibió el castigo de los diputados locales.

TLAXCALA, Tlax., 29 de diciembre de 2020.- La magistrada Rebeca Xicohtencatl quien llamó “mediocres” a los que votaron por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ,recibió el castigo de los diputados de la 63 Legislatura local del Congreso de Tlaxcala, con el argumento de falta de credibilidad, honorabilidad, profesionalismo y excelencia en el desempeño de su cargo.

Por tanto, se mantendrá en el cargo hasta el próximo 31 de marzo de 2021 sin ratificación para el próximo periodo.

En sesión extraordinaria y tras dispensar la segunda lectura, el proyecto presentado por las legisladoras del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), María Ana Bertha Mastranzo Corona y del Partido del Trabajo (PT), María Félix Pluma Flores, contó con 17 votos por la no ratificación en el cargo y solo cinco apoyaron su posibilidad.

Los diputados consideraron que la magistrada Rebeca Xicohténcatl vulneró los principios de independencia, imparcialidad, probidad y honestidad en el ejercicio de sus facultades y atribuciones legales, al tener lazos de amistad con algunas de las partes de los asuntos que atendió.

Xicohténcatl Corona es recordada por llamar “mediocres” a los seguidores y votantes que en 2018 dieron el triunfo a presidente Andrés Manuel López Obrador, pues en su cuenta de Facebook publicó: “dice el dicho que el agua siempre busca su nivel… y hoy (uno de julio) la mayoría de los mexicanos que votaron a favor de López Obrador son gente mediocre”.

El comentario fue duramente criticado por usuarios de las redes sociales y claramente hoy lo tuvieron muy presente los diputados locales que votaron en contra de su ratificación, dado que la mayoría de los integrantes de la 63 Legislatura local, mismos que son militantes de los partidos que conformaron la coalición Juntos Haremos Historia que abanderó López Obrador en 2018.

En el dictamen presentado ante el Pleno, los diputados señalaron que Xicohténcatl Corona incurrió en prácticas que trastocaron principios jurisdiccionales, así como en una serie de actos que la hacen carecer de independencia, imparcialidad, objetividad, profesionalismo y excelencia.

Además, expusieron que en diciembre de 2019, la magistrada benefició a trabajadores de su ponencia al votar por ellos para el nombramiento de nuevos jueces, a pesar de que la normatividad interna del Poder Judicial establece que debía abstenerse.