TLAXCALA, Tlax., 26 de septiembre de 2017.-A tres años de la desaparición de 43 jóvenes de la escuela rural «Raúl Isidro Burgos», de Ayotzinapa, Guerrero, un contingente de alumnas normalistas de Tlaxcala tomaron uno de los accesos a la capital con la finalidad de unirse al movimiento de manifestaciones a nivel nacional.

Las estudiantes se reunieron en la zona conocida como «La Virgen», tomando la avenida Independencia, sin embargo esto causó el cierre parcial de la avenida Vicente Guerrero, modificando el flujo de tránsito. Sin importar la torrencial lluvia de esta tarde, el contingente siguió su camino hacia la capital.

Una vez llegado el grupo de poco más de 50 personas, entre estudiantes y activistas, a Plaza de la Constitución, se mantuvieron sobre la carretera, ya que en esos momentos se llevaba a cabo el acto cívico correspondiente al 207 aniversario de la Independencia de México, en esta ocasión dirigida por el municipio de Tocatlán.

De este modo se unieron al clamor por la reaparición del joven César Manuel Hernández González, originario del municipio de Huamantla quien desapareció el 26 de septiembre de 2015.

Entre gritos y lonas con las fotos de cada uno de los normalistas, estudiantes de la Escuela Normal Rural «Lic. Benito Juárez», del municipio de Panotla, hicieron un llamado a las autoridades federales, la Procuraduría General de Justicia (PGR) y al gobierno regido por Enrique Peña Nieto, esclarecer los hechos de la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre así como para exigir castigo contra los culpables y se investigue a militares y policías que tuvieron participación en los hechos violentos de hace tres años.

Rechazaron, de este modo, la versión de la «mentira histórica» dada en su momento por Miguel Ángel Osorio Chong, ahora ex procurador de Justicia, pidiendo a los tlaxcaltecas no olvidar los hechos contra los estudiantes provenientes de familias campesinas.

Del mismo modo, en el municipio de Huamantla, al oriente de Tlaxcala, un primer contingente de normalistas ocuparon las principales calles del municipio en una marcha alterna que también se llevó a cabo en varios estados de la república.

Al rededor de las 18:35 horas, tras entonar el himno normalista «Venceremos», el contingente se retiró en calma.