Pese a las previsiones de las autoridades sanitarias por evitar las aglomeraciones y manifestaciones, el dirigente antorchista en Tlaxcala, Orlando Isidro Ramos pone en peligro a sus agremiados.

TLAXCALA, Tlax., 21 de mayo de 2020.- El dirigente de Antorcha Campesina en Tlaxcala, Orlando Isidro Ramos, pone en peligro a los agremiados de esta organización y pese a las recomendaciones de las autoridades sanitarias de no salir de sus casas, evitar las aglomeraciones para no caer en el contagio de Covid 19, movilizó a un grupo de pobladores para exigir 600 apoyos económicos luego de enterarse que el gobierno local emitiría una convocatoria para otorgar estímulos a aquellos que perdieron su empleo temporalmente a causa de la pandemia.

Tras este anunció, el dirigente que busca convertir a Antorcha Campesina en partido político aprovechó para sacar raja de la situación y convertirse nuevamente en gestor de sus agremiados.

No obstante, reclamó que a 40 días de esta solicitud de dinero para sus asociados no han tenido respuesta y que necesitan no solo apoyos para los 600 antorchistas que solicitaron esta ayuda, sino que la consigna es para beneficiar a 2 mil personas o de lo contrario seguirán saliendo a las calles con más gente para manifestarse.

Isidro Ramos comentó al respecto, que solo pudieron ingresar 600 solicitudes de jefes y jefas de familia, pero que son 2 mil los afectados en los más de 60 días de confinamiento y que son representados por el Movimiento Antorchista.

Asimismo, el activista político reclamó que considera necesario que el gobierno les otorgue despensas, pero que tampoco se cierran a la posibilidad de reciban vales canjeables en tiendas o relativos.

Finalmente, cabe destacar que los antorchistas movilizados son de los municipios de Tocatlán, Tlaxco, Apizaco y de la capital del estado, así como de otros municipios, quienes son comerciantes y algunos más se dedican a la venta informal.