Las renovaciones a estos parques incluyen la instalación de nuevos sistemas de drenaje para evitar inundaciones, la revisión de estructuras eléctricas y de seguridad, y el embellecimiento de áreas verdes, así como la restauración de bancas, fuentes y sitios emblemáticos e históricos del primer cuadro de la capital.

TLAXCALA, Tlax., 13 de enero de 2022.- Los parques Xicohténcatl y de la Constitución recuperaron su esplendor gracias a renovaciones estéticas, estructurales y arquitectónicas dirigidas por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), las cuales sentarán las bases para nuevos proyectos a favor de la imagen urbana y el desarrollo económico de Tlaxcala.

En entrevista con Quadratín Tlaxcala, Edgar Raúl Mercado Astorga, representante de la oficina de la Sedatu en Tlaxcala, indicó que este organismo, a través del gobierno federal y el apoyo de las autoridades estatales y municipales, ha impulsado los planes de Mejoramiento Urbano e Integral de Barrios en distintas ciudades del país, con el objetivo de renovar espacios catalogados como históricos desde el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Con ello, indicó que los parques Xicohténcatl y de la Constitución de la capital recibieron 16 millones 106 mil y 30 millones 194 mil pesos respectivamente, dando un aproximado de más de 40 millones de pesos para iniciar renovaciones en beneficio de diferentes áreas de estas plazas, ello guiado y supervisado en conjunto con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Señaló que las renovaciones contemplaron el equipamiento tecnológico de última generación para cuartos de máquinas, cisternas, sistemas de voltaje, bocas de tormenta y drenaje fluvial y sanitario, así como el cambio específico de piezas de piedra de cantera y hechas a mano para el suelo de ambos parques, adaptando así los rasgos distintivos de cada plaza.

Asimismo, resaltó la ampliación de banquetas, la restauración del kiosco capitalino, la eliminación de enrejados, nuevas islas de sitio para taxis y la instauración de la ciclovía como parte fundamental de los trabajos de la Sedatu, pues una de sus cláusulas exige priviligiar al peatón y la no obstaculización visual en beneficio de estas áreas.

De igual forma, destacó que los trabajos de la Sedatu buscaron recuperar la presencia cultural e histórica de los parques capitalinos, por lo que no intervinieron rasgos emblemáticos de la ciudad como las lámparas de dragón, mismas que datan del siglo XX, son oriundas de una empresa tlaxcalteca y se encuentran en casi todos los parques de la República, por lo que, en este caso específico, sólo cambiaron las bombillas de luz a focos de LED en favor del medio ambiente.

«Se cuidó de seguir manteniendo su entorno, su origen y su diseño original. Esas son las instrucciones y lineamientos que nos dio el INAH para poder intervenir en dichos espacios. No es de que lleguen y se cambien, se tienen que solicitar por adelantado y ver las medidas, su colocación debe ser especial», comentó.

Por otro lado, también refirió a las nuevos materiales y diseños con los que se han decorado los diferentes monumentos de ambos parques, tal es el caso de los mosaicos venecianos que ahora adornan el interior de las fuentes de ambas plazas o la restauración de las bancas y áreas verdes del primer cuadro de la capital.

Finalmente, remarcó que estas renovaciones deben formar parte de una cultura de prevención para el cuidado de ambas plazas, por lo que pidió a todos los ciudadanos tener consciencia sobre la importancia de los jardines y monumentos históricos, a fin de preservar la belleza cultural de estos espacios de la capital que próximamente serán sede de eventos artísticos, culturales, sociales y deportivos.