TLAXCALA, Tlax., 29 de junio de 2020.- Tras haber iniciado la semana epidemiológica número 27 con color rojo en el semáforo de riesgo, la Secretaría de Salud del estado (Sesa) informó que la tendencia en el numeró de decesos y pacientes recuperados permitirá a Tlaxcala postularse nuevamente para cambiar a color naranja.

De acuerdo con René Lima Morales, titular de la Sesa, la situación en Tlaxcala no ha sido contralada, ya que el virus SARS-COV-2, mismo que provoca la enfermedad de Covid 19 continua circulando por la entidad, más ahora con el aumento de movilidad tanto en la zona sur como en los municipios con mayor actividad económica, sin embargo, fue enfático al decir que la entidad cuenta con el tratamiento TNR4 que ha dado resultados alentadores al disminuir las defunciones y contrarrestar de forma “rápida” los síntomas respiratorios.

“Me atrevo a decir que la tendencia que tenemos puede llegar a posicionarnos en próximos días en semáforo naranja, no quiero decir que mañana o pasado mañana, pero la tendencia ya nos va empezar a posicionar en los próximos días en semáforo naranja”, declaró.

Cabe destacar que el comportamiento de la curva de contagios en Tlaxcala, la cual es bimodal, no hizo posible que el estado cambiara a color naranja a partir de la semana 26, pues pese a mantener una capacidad hospitalaria del 40 por ciento, los contagios no aminoraron.

Esta semana suman ya 18 los estados que se encuentran en color naranja: Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México (CDMX), Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Mientras que las entidades de Baja California, Colima, Estado de México (Edomex) Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Tlaxcala, permanecen en color rojo.

La Sesa destacó que dependerá del comportamiento de los tlaxcaltecas el que la situación de “máximo riesgo” para el estado no se prolongue más tiempo de lo que se ha pronosticado, pues cabe destacar que de no haber condiciones para la reactivación gradual de la actividad social y económica, el periodo de distanciamiento social continuará hasta el mes de septiembre.