CIUDAD DE MÉXICO, 23 de enero de 2021.- Depresión, trastorno de ansiedad, riesgo de suicidio e incluso violencia exacerbada, son algunos de los padecimientos que pudieran venir en lo que se considera una tercera ola derivada de la pandemia de Covid 19, alertó Angélica Juárez Loya, académica de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Esto, señala la académica, no solamente afectarían a los adultos, sino también a jóvenes y niños, por lo que es necesario trabajar en los aspectos emocionales.

Angélica Juárez Loya explicó que en cualquier crisis se experimenta un momento de miedo que orilla a las personas a buscar información sobre el tema y seguir las medidas indicadas; sin embargo, después de un tiempo se habitúan a la nueva situación, suelen desapegarse de las indicaciones y, en ocasiones, se genera desorden emocional.

En otras situaciones, como en sismos, lo primero que la gente hacía era reunirse, abrazarse y estar cercanos para apoyarse; en esta pandemia, en cambio, las personas deben estar juntas pero con distancia, aunque a la familia se le ha sumado importancia; existe descuido en el cumplimiento de las medidas sanitarias como el aislamiento social.

Por ello, a 10 meses de la pandemia, la universitaria definió algunos aspectos favorables: la tecnología tiene mayor valor agregado; parte de la población aprendió a convivir más en familia, procura su salud física y emocional, controla mejor sus emociones haciendo buen uso de las propias capacidades y la creatividad; además de reconocer la relación ser humano-ambiente.

Más información AQUÍ