CIUDAD DE MÉXICO, 10 de enero de 2019.- Los empresarios agremiados de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) exigieron al  Gobierno federal cambiar urgentemente la forma en que está combatiendo el robo de hidrocarburos, o huachicoleo.

“Somos los afectados por falta de estrategia… lo que exigimos es que se ponga por delante a los buenos ciudadanos y a las empresas y que no se escatimen recursos para resolverlo de inmediato, si hay que abrir los ductos, que se abran ya, si se tienen que importar gasolinas que se importen”, afirmó Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la organización empresarial.

De acuerdo a Coparmex, se hizo un análisis parcial en los estados de Michoacán, Querétaro y Guanajuato con 3 mil 500 empresarios, y de acuerdo a la encuesta, con un corte hasta este miércoles, se habla de mil 250 millones de pesos como pérdidas por la escasez de combustibles.

Si bien, la Coparmex reiteró que apoyan la decisión del Gobierno federal al combate contra el huachicoleo, los empresarios solicitan que se haga frente al desabasto de gasolina y se tomen otras medidas de distribución del combustible.

En el posicionamiento sobre este tema que se ha generado en los últimos días, Gustavo de Hoyos Walther exigió una revisión de la estrategia, de tal manera que no debe prolongarse por más tiempo la distribución de gasolinas a través de pipas.

En conferencia de prensa realizada este jueves, criticó que esta medida emergente no puede mantenerse por las afectaciones que se han presentado.

“Si no existen con disponibilidad inmediata las gasolinas suficientes para atender la demanda, se proceda a la importación que sea necesaria para atender esta contingencia”, subrayó en un llamado.

De la misma manera, en nombre de la Coparmex exigió que no se oculte información así sea difícil de reconocer y no se trate de tapar “la realidad con un dedo”, pues dijo que esto ha generado una falta de confianza en la información tardía e imprecisa desde Petróleos Mexicanos (Pemex).

De Hoyos Walther respaldó la estrategia para combatir la ilegalidad que se ha ido incrementando en los últimos años y dijo que espera que no haya vacilación en ella para acabar en el corto plazo con este fenómeno que hace daño al país.

“Hay daños a las empresas y sus operaciones. Nunca más una medida debe ejecutarse sin planeación, sin estrategia y poniendo en riesgo e infringiendo daño a los ciudadanos de bien, no basta con tener buenas intenciones y tomar decisiones valientes”, señaló el empresario sobre las medidas del Gobierno federal.

El presidente del Centro Patronal de León, Jorge Ramírez Hernández, indicó que las pérdidas económicas son importantes pero el problema social va mucho más allá, pues en esta estrategia del gobierno federal para combatir el huachicoleo no ha habido detenciones.

“Si no acaban con los cárteles y cierran la llave, estos mismos grupos van a estar ahí. Y que dios nos agarren confesados porque no sabemos qué se pondrán a hacer, van a empezar los secuestros, las extorsiones”, advirtió al demandar una estrategia integral que permita a los ciudadanos tener tranquilidad.

Estuvieron presentes el secretario general de Coparmex Miguel Gallardo López y los presidentes de los centros empresariales que se han visto afectados por esta cuestión de desbasto de gasolina.

De Jalisco, Mauro Garza Marín; del Estado de México, Gilberto Javier Zarza Martínez; de la zona Oriente, José Luis Grajales Calvillo; de Hidalgo, Ricardo Javier Rivera; de Celaya, Juan Yuriko Errasti; Irapuato, Eduardo Bretón Lares; de León, Jorge Ramírez Hernández; de Querétaro, Lorena Jiménez Salcedo; Michoacán, Lidia Nava Vázquez, entre otros.